En los nueve meses posteriores a que se recuperara la llamada «nueva normalidad», el pasado 21 de junio, las quejas por cita previa o una atención telefónica incorrecta que han llegado a los distintos departamentos de salud de la Comunitat Valenciana se han triplicado. Hasta 1.149 reclamaciones de junio de 2020 a febrero 2021, es decir una media de 127 al mes cuando en el mismo periodo del año anterior la media mensual era de 34 quejas por la deficiente atención telefónica de los servicios sanitarios recibidos.

Estas quejas se suman a las más de 50 que semanalmente llegan a la asociación El Defensor del Paciente desde las tres provincias valencianas por falta de atención presencial de los médicos de atención primaria, como ya informó ayer Levante-EMV. Carmen Flores, presidenta de este colectivo en defensa de los derechos de los pacientes, calificó de «vergonzoso» el hecho que los médicos realicen valoraciones clínicas y prescriban medicamentos por teléfono sin ver al enfermo.

Más aún teniendo en consideración que los médicos fueron los primeros en ser vacunados, junto con los residentes y grandes dependientes, al estar en primera línea de batalla contra el virus, precisamente para atender a los ciudadanos de la mejor manera posible. Mientras que otros profesionales que sí están en contacto directo con sus clientes, como aquellos que atienden en un supermercado, camareros o peluqueros, siguen sin vacuna y serán inmunizados en función de su edad si no hay ninguna modificación del plan de vacunación.

Un mostrador para trámites

La Conselleria de Sanidad ha resuelto recuperar paulatinamente la atención presencial en los centros de salud de la Comunitat Valenciana. El objetivo, consensuado entre la Dirección General de Asistencia Sanitaria y los directores de Atención Primaria de los diferentes departamentos sanitarios, es que se haya retomado hasta el 80% de la actividad presencial durante el mes de mayo en función de la necesidad de atención, según indicaron ayer.

La mejora de la situación epidemiológica permite en estos momentos, tal y como avanzó la semana pasada la consellera Ana Barceló, ir abriendo progresivamente las agendas presenciales para personal facultativo, de Enfermería y Pediatría de los centros de salud. De este modo, la ciudadanía podrá optar entre atención telefónica o presencial cuando necesite acudir al primer nivel asistencial, la atención primaria, y solicite cita a través de la APP GVA+Salut, de la web de Sanitat, por teléfono en su centro de salud o mediante la línea 961 839 000.

La reactivación de la atención presencial llega acompañada de otras dos medidas orientadas a optimizar la asistencia, evitar a la ciudadanía desplazamientos innecesarios y prevenir masificaciones en los centros de salud que comprometan la seguridad de profesionales y pacientes ante posibles contagios.

Sanidad va a mantener el triaje para pacientes que soliciten asistencia sin cita previa para ofrecer a cada paciente el servicio que requiere a la mayor brevedad posible y con los recursos más adecuados a su necesidad. Esta atención telefónica se utilizará preferentemente, para seguimientos o segundas visitas que no revistan gravedad.

Por otra parte, anunciaron que se han activado las Agendas de Mostrador para solucionar tareas administrativas, solicitud de informes y otros documentos, sin necesidad de llegar a la consulta del médico de familia.