La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad anunció ayer la licitación por 1,5 millones de euros de la construcción de la pasarela ciclopeatonal de la Vía Xurra sobre el Barranco del Carraixet, que servirá para unir los márgenes entre las localidades de Alboraia y Almàssera.

Se trata de una infraestructura muy demandada por los usuarios de la Vía Xurra, tanto ciclistas como viandantes, puesto que el itinerario original del antiguo tren se veía cortado por el barranco del Carraixet. Para salvarlo ahora, los peatonales y los usuarios de dos ruedas tienen que dar un rodeo y cruzar por el puente para vehículos de la carretera CV-311, que dispone de una acera-bici muy estrecha que deben compartir todo tipo de usuarios.

Las obras, que cuentan con un presupuesto de 1,5 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses, están financiadas conjuntamente por la Generalitat y los Fondos Europeos de Desarrollo Regional (Feder).

La Vía Xurra se ha convertido en una vía ciclopeatonal que ha aprovechado el trazado histórico de la antigua línea del ferrocarril que conectaba Aragón con Valencia, pasando por pueblos de la comarca de l’Horta Nord como Almàssera, Alboraia o Meliana.