Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cuidadores sin contrato esperarán a la inmunización por edad

València Acull pide a la Conselleria de Sanidad que se incluya en el SIP a los no empadronados

Un dependiente junto a su cuidadora. | LEVANTE-EMV levante-emv. valència

Tener un contrato laboral como pasaporte para recibir la vacuna. O, mejor dicho, no tener un contrato laboral como barrera a ser inmunizado contra la covid. La Comunitat Valenciana no vacunará dentro de los cuidadores de grandes dependientes a las personas que lo hagan sin contrato laboral, un hecho que afecta, mayoritariamente, a personas migrantes que se encuentran en situación administrativa irregular.

La estrategia de vacunación la fija el Ministerio de Sanidad en líneas generales y la acaban aplicando las comunidades autónomas. En algunos casos, con diferencias como sucede con los cuidadores profesionales sin contrato. «Los cuidadores profesionales que atienden a personas con gran dependencia en sus hogares se podrían vacunar en la misma visita que las personas a las que asisten», es la frase sobre el asunto en el documento ministerial.

Esto deja en manos de las autonomías la última decisión. Algunas como Euskadi, Cantabria, Aragón o Madrid sí que aseguran vacunar a este colectivo, según informó RTVE; la Comunitat Valenciana, al igual que Andalucía o Extremadura, no. Desde la conselleria confirman que estas personas tendrán que esperar a ser llamadas por edad siendo, entonces, el contrato laboral ante la Administración el impedimento a ser inmunizados antes.

Es importante diferenciar a este colectivo del que conforman los cuidadores no profesionales que es el que está conformado por familiares que reciben algún tipo de prestación por la atención a dependientes. Estos sí que han estado incluidos dentro de la vacunación con AstraZeneca, aunque solo menores de 55 años, edad hasta la que estaba aprobado el fármaco en esos momentos.

Todos deben ser vacunados

En este caso, las personas que tendrán que esperar a ser vacunadas por edad son aquellas que, pese a que realizan el mismo trabajo que un cuidador profesional, lo realiza sin contrato. Según cifras de la Asociación Intercultural de Profesionales del Hogar y Cuidados, son alrededor de unas 10.000 las que trabajan en este ámbito sin ningún tipo de contrato laboral. La mayoría son migrantes que, en muchos casos, no cuentan con contrato porque no disponen de papeles o porque los empleadores prefieren ahorrarse los gastos de Seguridad Social.

No obstante, estas personas sí que tienen derecho a ser vacunadas. La Conselleria de Sanidad confirmó en una respuesta a la ONG València Acull que todas las personas de la Comunitat Valenciana serán inmunizadas sin importar su situación administrativa e incluso aunque no estén empadronadas. Estas personas serían citadas cuando les corresponda por franja de edad.

En ese escrito del 3 de marzo, desde el departamento de Ana Barceló aseguraban que las personas que no dispongan de NIE ni empadronamiento, «deben ponerse en contacto con el Centro de Salud que les corresponde a efectos de tramitar su inclusión en el Sistema de Información Poblacional SIP». «El empadronamiento no es condición necesaria para ello, no siendo necesaria ninguna actuación más por parte de la Administración», explicaba la misiva de la Dirección General de Planificación, Eficiencia Tecnológica y Atención al Paciente.

En este sentido, desde València Acull reclamaron que desde la conselleria se diera instrucciones precisas para que se «atiendan favorablemente todas las solicitudes de inclusión en el SIP sin exigir NIE ni empadronamiento» así como realizar campañas informativas sobre esta posibilidad a la ciudadanía, una petición que no ha recibido respuesta. Por ello, la asociación ha trasladado una queja al Síndic de Greuges que desde el defensor del pueblo valenciano confirman que ha sido admitida a trámite y sobre la que ha solicitado información.

Incluir a grupos vulnerables

Por su parte, desde Cocemfe reclamaron ayer una reunión con la Conselleria de Sanidad para pedir la ampliación de los colectivos vulnerables para ser incluidos en la vacunación. Desde la delegación valenciana de la entidad que aglutina a varios colectivos solicitan una «segunda tanda» de la vacunación de personas con patologías vulnerables una vez se hayan inmunizado a los grupos que actualmente se están vacunando como son personas con trasplante. Entre los colectivos que han mostrado su malestar están las personas con diabetes, ELA o fibrosis quística.

El origen del brote de coronavirus del colegio mayor Ausiàs March de València, que suma más de un centenar de contagios, está en los desplazamientos realizados por el alumnado en Semana Santa en los que adquirieron la infección durante estas vacaciones y posteriormente lo transmitieron en el centro, según informa la Conselleria de Sanidad.

Así, se desprende del estudio epidemiológico realizado sobre este brote, que revela que la hipótesis más probable es que los contagios se hayan producido durante las vacaciones de Semana Santa. De este modo, se descarta que el origen pueda ser un evento en el interior de las instalaciones del colegio.

El número de contagios por el brote asciende a un centenar de casos, 89 entre residentes y personal trabajador y 15 entre familiares de trabajadores. La Conselleria de Sanidad mantiene el aislamiento de los y las residentes hasta el 1 de mayo, el próximo sábado, para evitar una mayor propagación del virus. Un confinamiento que ayer ratificó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (Tsjcv).

La sección cuarta de la sala de lo contencioso-administrativo confirma las medidas de Sanidad que suspenden todas las salidas del centro excepto por razones sanitarias, así como las visitas externas.

Compartir el artículo

stats