30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La diputación eleva al máximo sus sistemas de control interno

Intervención ya despliega inspecciones en todas las áreas mientras se activan nuevos planes para corregir deficiencias

Una imagen de un pleno de la Diputación de València.

Una imagen de un pleno de la Diputación de València.

La Diputación de València cerró 2020 con uno de los sistemas de control interno más completos de la administración estatal. La corporación provincial, que acabó 2015 sin plan anual de control financiero, informe de control interno ni control permanente de Intervención sobre facturas, contratos, pagos y subvenciones, ha pasado en apenas cinco años a disponer de todas estas herramientas, a controlar la legalidad financiera y operativa de todos sus organismos y a poner en marcha el primer plan de acción desplegado por el área de Presidencia en los dos siglos de historia de la institución, con el fin de subsanar las cuestiones de funcionamiento mejorables señaladas por los habilitados nacionales en sus diversos informes.

«La transparencia no sirve de mucho si se queda en una declaración de intenciones y buenas palabras, pero puede mejorar las instituciones si clarificamos trámites y gestiones, dejamos trabajar a los que saben y tenemos la capacidad de escuchar sus consejos e incorporarlos en cada uno de los procesos administrativos que afrontamos cada día», asegura el presidente de la diputación, Toni Gaspar.

En el último informe-resumen de control financiero del ejercicio 2020, el interventor subraya el cambio producido desde 2015 en el sistema de control interno de la corporación. En cuanto a Personal, el documento pone de manifiesto que el funcionamiento debe cambiarse, pero al mismo tiempo admite que «ese cambio ya ha comenzado con el Plan Estratégico de Recursos Humanos» anunciado por Gaspar a mediados de febrero y que ha concluido ya su primera fase con la recopilación de las aportaciones de una veintena de áreas y todos los sindicatos de la corporación.

En lo referente a las subvenciones, el interventor recomienda igualmente «un plan estratégico de carácter global para garantizar la coherencia y coordinación de las distintas políticas públicas y valora muy positivamente que sobre esta materia «se han sentado las bases en 2020», a tiempo que reconoce que «no se han detectado graves deficiencias y en los casos en que se ha informado desfavorablemente se han subsanado»

Planificación de contrataciones

La diputación ha comenzado a asentar otro pilar para corregir deficiencias en el ámbito de las contrataciones, a través de una reciente circular emitida para que todos los centros gestores internos presenten una planificación anual de su contratación. En opinión del intereventor, esta medida mejorará «la gestión de los recursos públicos».

Compartir el artículo

stats