Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ojo con las medusas clavel

El Instituto de Ecología Litoral alerta de la presencia en la costa de este tipo de animal marino muy urticante

Ojo con las medusas clavel

Ojo con las medusas clavel

Las medusas clavel son, como las velero o «lágrimas del mar», propias de esta época, aunque se acentúa su llegada a la costa cuando se suceden los temporales de Levante, como está ocurriendo esta primavera frente a las anteriores, más apacibles en lo meteorológico. Las clavel (pelagia noctiluca) son muy urticantes. El Instituto de Ecología Litoral pide no tocarlas sin guantes aunque aparezcan en la arena de la playa aunque de momento ni este centro científico ni los socorristas de Alicante tienen noticias de picaduras importantes ante la falta de turismo por el cierre perimetral y porque hay muy pocos bañistas a causa del mal tiempo y las borrascas.

Gabriel Soler, director del Instituto de Ecología Litoral, explica que las pelagias han llegado a la arena en algunas playas y que el viento de Levante las trae hasta las zonas de baño. «Están por todo el litoral desde hace más de una semana. Son habituales al principio de la primavera y están saliendo muchas. Es un fenómeno generalizado pero sobre todo en el norte de la provincia, en la zona de Dénia, y pueden aparecer en las playas más expuestas a los vientos de levante, como las de El Campello o del litoral de Elche. Estarán hasta que cambien las condiciones meteorológicas».

El director del Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante, Jorge Olcina, destaca la relación de los temporales con el arrastre de las medusas desde el interior del mar a la línea de costa, sobre todo de variedades usuales de aguas más frescas en contraste con las que aparecen en verano. Olcina apunta que los temporales empezarán a remitir a partir de la próxima semana.

Los vientos están arrastrando a la costa medusas pero también todo tipo de restos y muchas algas, que en playas como la urbana del Postiguet ya empiezan a amontonarse en la orilla. Las primeras en salir del mar fueron, a principios de mes, las medusas velero (velella velella), que son inofensivas. Las sucesivas borrascas que este año afectan al Mediterráneo arrastran fuera del agua a cientos de estas pequeñas «lágrimas del mar» que se parecen a la temida carabela portuguesa. Una especie que este año, según apunta el científico del Instituto de Ecología Litoral, apenas llega, solo alguna «suelta, de forma dispersa y puntual, nada que ver con la situación de hace tres o cuatro años, cuando afloraron en una gran cantidad».

Las medusas velero dejaron hace pocas semanas un manto azul de estos pequeños animales marinos muertos en la Cala Cantalar del Cabo de la Huerta. Viven mar adentro flotando en la superficie y se reproducen en primavera aprovechando, además, la gran cantidad de plancton que hay en el Mediterráneo. Miles llegaron también a la playa de La Marina en Elche en Semana Santa. Si las olas no las devuelven mar adentro quedan varadas en la arena y mueren.

Sea como sea, desde este próximo fin de semana los socorristas estarán atentos a la llegada de estos celentéreos cnidarios puesto que comienza la temporada baja en Alicante. Siete efectivos de salvamento vigilarán el Postiguet los sábados y domingos de mayo de 11 horas a 19 horas, y otros siete la Playa de San Juan desde el botiquín 2. La temporada alta empezará el 1 de junio.

Compartir el artículo

stats