30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La izquierda atribuye la polarización al avance del odio y la desigualdad

La derecha acusa a Puig de victimismo por situar el polo de la crispación en Madrid y Cataluña

La derecha acusa a Puig de victimismo por situar el polo de la crispación en Madrid y Cataluña

El president de la Generalitat animó el martes en una jornada del PSPV a bajar el suflé de la polarización y aseguró que esta «tiene en España dos grandes focos territoriales: Madrid y Cataluña». El jefe del Consell se refería al procés independentista y al «procés invisible» de Madrid del que ha alertado ya en el pasado por la tendencia a separarse del resto de autonomías en fiscalidad o, ahora, en la gestión de la pandemia.

Los partidos del arco político valenciano evitaron ayer suscribir la opinión de Puig y pusieron el foco de la polarización en otros elementos. Para Fran Ferri (Compromís), lo que hay es una extrema derecha «que esparce el odio». Además, «la polarización que interesa a los valencianos no es tanto la que hay entre políticos sino la que separa a los que nacen con la vida solucionada y los que no», dijo.

Pilar Lima (Unides Podem) coincidió con Puig en que « es necesario un nuevo modelo de Estado que rompa con el centralismo». Sin embargo, apostilló que la polarización «no va de enfrentamientos territoriales», sino que «la generan quienes promueven el odio» y «la desigualdad social».

«Aunque estamos de acuerdo con Puig en que la C. Valenciana debe ser un foco político y económico de primer orden, la crispación la genera la falta de normalidad democrática», aseveró a Levante-EMV.

Los portavoces de la derecha acusan por su parte a Puig de un discurso victimista al apuntar a Madrid y Cataluña. «Puig siempre echa la culpa a otros de nuestra poca relevancia, de la crispación, de la falta de vacunas o de las pocas ayudas, pero nunca ha querido estar en el centro», afirmó la presidenta del PPCV, Isabel Bonig. «Juega a ser la víctima ante su falta de iniciativa y poca gestión y por eso habla de polarización a modo de excusa», según la síndica.

Por su parte, Ruth Merino, de Ciudadanos, partido que ha formado parte hasta ahora del gobierno de Madrid con el PP, acusó a Puig de llevar «un año hablando de Madrid y su supuesto ‘dumping fiscal’. Él ha sido el primero en poner el foco en esta ciudad e intentar criminalizarla». «Es un error centrar la culpa en una u otra región, intentando enfrentar», sentenció.

Compartir el artículo

stats