Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La segregación en las aulas por la renta familiar aumenta en secundaria

La Comunitat Valenciana se sitúa en la media de la OCDE y por debajo del promedio español, y mejora según el origen inmigrante del alumnado

Los alumnos de Secundaria regresarán el martes a las aulas. f. bustamante

La segregación del alumnado de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en función de su situación socioeconómica aumentó en la Comunitat Valenciana de 2015 a 2018, sin embargo disminuyó la concentración de estudiantes inmigrantes en los centros valencianos, según un informe elaborado por Save the Children y Esade.

El estudio «Diversidad y libertad, reducir la segregación escolar respetando la capacidad de elección de centro» define las segregación como «la concentración de un cierto tipo de alumnado en los mismos centros educativos».

Así señala que una «una baja diversidad» en los colegios «puede convertirse en un problema para la igualdad de oportunidades y la eficiencia del sistema educativo, generando mayor fracaso y abandono en el alumnado y provocando mayores dificultades de gestión en los centros educativos de alta complejidad, desperdiciando así recursos y talento».

El informe para secundaria (elaborado a partir de los resultados del programa PISA), desvela que la Comunitat Valenciana está prácticamente en el mismo ratio de segregación escolar que la media de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), pero muy por debajo de la media española, claramente perjudicada por la excesiva segregación que existe en la Comunidad de Madrid.

Así, el índice elaborado por los investigadores, Lucas Gortázar y Álvaro Ferrer, con una escala del 0 al 1, sitúa a España con 0,32 de media, mientras que los estados miembros de la OCDE estarían en 0,26. La Comunitat Valenciana, por su parte, se queda también en un 0,26, dos centésimas más de las que obtuvo en 2015. En cambio, Madrid alcanza en este índice los 0,41 puntos, convirtiéndose en la segunda ciudad europea que más segrega a los alumnos (o los agrupa según su realidad socioeconómica).

El informe también evalúa la situación en primaria, pero no dispone de datos de la Comunitat Valenciana ya que no está incluida en el estudio internacional de matemáticas y ciencias TIMSS. Madrid sí que participa, con resultados aún peores en cuanto a segregación del alumnado.

El trabajo elaborado por Save the Children y Esade también detalla la segregación en la ESO por origen inmigrante, donde las políticas educativas de la Comunitat Valenciana si dieron buenos resultados entre los años 2015 a 2018, ya que la cifra se redujo del 0,6 al 0,3 puntos, aunque en el global de España también se notó una clara mejoría, siendo el País Vasco la comunidad autónoma que más agrupa a su alumnado inmigrante en los colegios.

Ocho propuestas de mejora

Los autores de la investigación proponen actuar en ocho áreas donde se puede simultáneamente reducir la segregación escolar y respetar (e incluso, para las más vulnerables, ampliar) la capacidad de elección de las familias.

Se trataría de aumentar la discriminación positiva a grupos socioeconómicos en los baremos de admisión; promover un sistema de doble reserva de plazas ajustada al contexto de la zona; o mejorar la información y acompañamiento a las familias.

Lucas Gortázar y Álvaro Ferrer también consideran que es importante abordar la gestión de la matriculación del alumnado que se incorpora durante el curso; dotar a los centros de financiación suficiente y control para evitar el cobro de cuotas; apostar por un sistema de políticas de mejora, innovación y acompañamiento para de-segregar y lograr la mayor calidad posible en todos los centros educativos; modificar el algoritmo de asignación de plazas («Mecanismo de Boston») por modelos alternativos más eficientes y equitativos; y mejorar la oferta escolar de centros públicos (jornada ampliada, servicios de comedor, entre otros).

Compartir el artículo

stats