Contagios por cada 100.000 habitantes en las últimas dos semanas. Éste es uno de los indicadores más importantes para evaluar cómo evoluciona la pandemia de coronavirus en un territorio. Los datos de la Comunitat Valenciana son envidiables. Pese al aumento de los casos de las última semanas la autonomía contiene el número de contagios en 44,7 positivos por cada 100.000 habitantes, 5 veces menos que la media nacional y casi 12 veces menos que el País Vasco.

El ministerio de Sanidad fijó ayer la incidencia nacional en 230 casos. La valenciana no solo sigue siendo la autonomía con menos contagios por habitante sino que solo apenas el 1,1% de sus municipios están por encima de la media nacional.

Solo 6 de las 542 localidades que forman el territorio han registrado más contagios por habitante que la media española y cuatro de estos municipios han registrado menos de 4 positivos en las dos últimas semanas. Son víctimas de la estadística al tratarse de núcleo escasamente poblados. Apenas un par de casos disparan la incidencia, como el caso de Azuébar, que con 2 contagios en las dos últimas semanas es el municipio con mayor incidencia de la Comunitat Valenciana, con 645 casos por cada 100.000 habitantes.

Lo mismo le sucede a Aras de los Olmos, Alfard o Ador. Tienen 1 y 4 contagios, en cada caso pero su incidencia está por encima de los 230 casos por cada 100.000 habitantes.

Sin embargo, no todos son víctimas de la estadística y de la despoblación. Borriana y Nules, con 121 y 38 contagios detectados en dos semanas, son el segundo y tercer municipios con mayor incidencia del virus en la Comunitat Valenciana y ambos superan la media nacional.

En Borriana, prácticamente se iguala el número de contagios por habitante de Madrid, con 345 casos por cada 100.000 habitantes. En Nules, con 287 , se iguala la incidencia del virus registrada hasta ayer en Cataluña.