30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Las nuevas normativas son engorrosas y dificultan las tareas"

Alberto Conejero, coordinador de los departamentos de la UPV, denuncia que la digitalización no siempre ha simplificado los procesos

Alberto Conejero, ayer, en el campus de la Politècnica de València. | GERMÁN CABALLERO

Alberto Conejero, ayer, en el campus de la Politècnica de València. | GERMÁN CABALLERO

Alberto Conejero es el coordinador de los directores de departamentos de la Universitat Politècnica de València (UPV) que, entre otras cosas, se encargan de la organización de la docencia en las escuelas y de la promoción de la carrera del profesorado.

La principal demanda que tienen para el futuro rector en esta área es la reducción de una burocratización «que ha ido impregnando la sociedad» y también la universidad, critica Conejero. «Se entiende que rendimos mejor cuentas cuanto más exhaustivos somos y a veces da la sensación que se tarda más en justificar lo que se hace que en hacerlo», critica.

«La exigencia para el profesorado en este sentido es cada vez mayor», apunta, lo que, junto a los trámites para, por ejemplo, poder realizar compras, «suponen restricciones que limitan la capacidad de ejecución», lamenta. «Las nuevas normativas son cada vez más engorrosas y dificultan las tareas o a veces, incluso, no se hacen por eso», explica Conejero.

Además, los departamentos también han constatado que la digitalización «ha acabado con el profesorado haciendo tareas administrativas que no le competen. Muchos procesos los estamos asumiendo casi por completo. Digitalización debería ser también simplificación de procesos». Ante todo esto, el coordinador de los departamentos de las escuelas y facultades considera que debería crearse un sistema «que confíe mucho más en las personas y su desempeño, en rendir cuentas más por los resultados científicos que por justificaciones económicas». «Está claro que hay que rendir cuentas, pero a veces estamos más pendientes de los controles que de la actividad en sí», concluye.

Evolución de los estudios

Sobre la docencia, Conejero considera que, en la actualidad, «la práctica docente es mucho más compleja y consume más tiempo, con la evolución de los planes de estudio». Y es que, como apunta, el profesorado es cada vez más generador de contenidos, como se ha visto en pandemia con la elaboración, por ejemplo, de vídeos para las clases online. Por esto, «cada vez más gente pide el reconocimiento y que se ponga en valor la dedicación docente y la buena docencia», plantea como petición al futuro rector.

Entre otras cuestiones que destaca, constan: facilitar que el profesorado pueda tener estancias en el extranjero; y políticas para retener a los mejores estudiantes — «que reciben suculentas ofertas de las empresas»— en la carrera investigadora; además de «considerar el estado del profesorado asociado, que aportan una práctica docente valiosa»; y, por último, equiparar las retribuciones de la carrera del PDI (personal docente investigador) a «otros ámbitos de la Administración».

Compartir el artículo

stats