30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Génova garantiza a la lideresa una salida para compensar su renuncia

Bonig guarda silencio total sobre su futuro pero el PP dice que seguirá siendo una pieza "clave"

Pablo Casado junto a Isabel Bonig.

Pablo Casado junto a Isabel Bonig.

La dirección nacional del PP está dispuesta a compensar a Isabel Bonig por haberse apeado de la carrera para el liderazgo del partido en la Comunitat Valenciana. La dirigente, que ayer evitó pronunciarse, ha mantenido conversaciones con Génova en las últimas semanas, pero todavía no tiene decidido su futuro (o no lo ha explicitado al menos).

«Bonig seguirá siendo un actor clave para el partido a nivel autonómico y nacional», recalcaron ayer fuentes de la dirección nacional del PP, que agradecieron a la exconsellera «su trabajo, esfuerzo y dedicación» desde que en julio de 2015 se hizo cargo del partido «en un momento muy complicado». «En estos casi seis años, Bonig también ha destacado por su importante trabajo de oposición, que ha dejado al descubierto la mala gestión del gobierno de Ximo Puig», señalaron. No obstante, fuentes del entorno de la actual síndica no descartan un abandono del Parlamento valenciano y de los cargos orgánicos. La ejecutiva regional pide esperar para despejar las incógnitas. Génova estaría estudiando propuestas, como un puesto en la oficina del Defensor del Pueblo o el compromiso de ir en listas en 2023.

Compartir el artículo

stats