Este domingo se conoció una de las noticias más esperadas en los últimos meses por no pocos ciudadanos. El Ministerio de Sanidad cambió de opinión e hizo público en su página web el borrador de un real decreto que permitirá a las farmacias españolas vender pruebas rápidas para detectar el covid sin necesidad de receta médica, algo que desde el gremio de varias autonomías se llevaba mucho tiempo reivindicando.

El Consejo General de Colegios Farmacéuticos advertía el pasado mes de diciembre de que los resultados positivos que den los autotest de diagnóstico del covid-19 se tienen que confirmar con una prueba PCR. «En el caso de un posible positivo, hay que confirmar con una PCR», señalaba la portavoz del Consejo General de Colegios Farmacéuticos, Ana López Casero.

Virus estable

La evolución de la pandemia parece que se estabiliza en buena parte de España, aunque en algunas comunidades sigue al alza, como en el País Vasco, donde la tasa de contagios volvió a subir por encima del 7 % y se registraron 585 positivos, y en Aragón, en la que se notificaron 208 nuevos casos.

Esta es la tendencia que se vislumbró este domingo, en el que las restricciones de la covid-19 marcaron el Dos de Mayo, fiesta en la comunidad de Madrid, que registró un descenso en los fallecidos por coronavirus en los hospitales en las ultimas horas.

Fallecieron trece personas (veinte perdieron la vida el día anterior), los nuevos contagiados fueron 748 (2.210 se conocieron el sábado), aunque aumentó ligeramente la presión hospitalaria.

Los nuevos casos disminuyeron también en Castilla y León, que comunicó este domingo 166, la mitad que los anotados el sábado (333), aunque de nuevo aumentaron los decesos, cinco este domingo, tres más que los que se registraron el sábado.

Los últimos datos de Navarra apuntan también a un evidente descenso en la tendencia de nuevas infecciones, con 106 y una tasa de positividad del 5,7 %, si bien registró un nuevo fallecimiento, el de un hombre de 52 años.

El descenso de casos también llegó a Cantabria, 74, 38 menos que el día anterior, y bajó ligeramente la incidencia, pero subieron los hospitalizados y se mantuvo el mismo número de pacientes en la UCI.

En Canarias también descendieron los contagios: la Consejería de Sanidad registró en las pasadas 24 horas 117, catorce menos que en el anterior recuento, y ninguna muerte.

Un fallecimiento registró Extremadura en el día de ayer, el de una mujer de 84 años de Don Benito, después de dos días sin decesos, en una jornada en la que bajaron los contagios (64), los ingresos (62) y la incidencia acumulada.

Sin embargo en esta comunidad también se detectó un caso de infección por la variante india, una persona que llegó de otra comunidad autónoma entre los días 19 y 20 de abril, pero que desde entonces permaneció aislada en el domicilio familiar en todo momento, según informó el Ejecutivo regional.

Las fiestas ilegales no cesan pese a las prohibiciones para frenar la pandemia, con cientos de desalojados por la Policía este fin de semana en celebraciones que incumplían las restricciones. Unas 1.200 personas fueron desalojadas la pasada noche de fiestas ilegales en las calles en Barcelona, y la Guardia Civil también desalojó en la noche del viernes en Ciempozuelos (Madrid) a unos 400 estudiantes que participaban en una «macrofiesta» universitaria en un finca.