30% DTO ANUAL 24,49€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Síndic de Comptes pide más control y sanciones contra la polución lumínica

Un auditoría subraya que la valenciana es la tercera comunidad con más contaminación y advierte de la falta de objetivos de ahorro energético - Onda supera a Castelló y València

El Síndic de Comptes pide más control y sanciones contra la polución lumínica

El Síndic de Comptes pide más control y sanciones contra la polución lumínica Fernando Bustamante

El Síndic de Comptes ha pedido al Consell que ponga en marcha una ley para la prevención y reducción de la contaminación lumínica después de constatar que la Comunitat Valenciana continúa siendo uno de los territorios que más luz proyecta al espacio (la tercera autonomía) y, por lo tanto, malgasta gran parte de la energía que necesita para iluminar las calles de sus ciudades y pueblos.

La principal recomendación que lanza es que la Generalitat promueva «la prevención y reducción de la contaminación lumínica en los municipios de la Comunitat Valenciana, así como el uso eficiente del alumbrado exterior, no solo a través de la concesión de ayudas sino también mediante la inspección y el control, estableciendo un régimen sancionador que permita prevenir la intrusión lumínica, la ineficiencia energética y la inseguridad ciudadana».

La auditoría del Síndic de Comptes sobre la gestión del alumbrado público exterior de los municipios ha recogido datos de los ejercicios 2015 a 2019. Con una muestra de 27 localidades, otra de las principales conclusiones es que los distintos ayuntamientos valencianos han implementado de forma desigual medidas de eficiencia energética, «siendo relevantes las ayudas concedidas por parte de las Administraciones estatal, autonómica y provinciales para financiar las inversiones realizadas».

Un total de 59 millones que, en muchos casos, no han contado con un informe previo de eficiencia, critica Vicent Cucarella. «Los proyectos de inversión llevados a cabo por los municipios adolecen de falta de estudios previos en los que se fijen los objetivos de ahorro energético que se pretenden alcanzan», explica.

Tal como señala el Síndic, desde la entrada en vigor de la Ley estatal 34/2007, la Generalitat Valenciana «no ha aprobado ninguna medida normativa que tenga como finalidad específica la prevención y reducción de la contaminación lumínica».

Sin embargo, informa que desde el primer trimestre de 2020 la Dirección General de Transición Ecológica de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica «está trabajando en el proyecto de la futura ley valenciana de contaminación lumínica, instrumento jurídico que le permitirá establecer un régimen especial que garantice la calidad del cielo nocturno y regule la contaminación lumínica de la Comunitat Valenciana».

Los más contaminantes

En el extenso informe, el Síndic analiza los datos ofrecidos por los 27 ayuntamientos que han participado en la auditoría y los cruza con los resultados de organismos internacionales. Onda es el municipio, de los analizados, con mayor contaminación lumínica , seguido de las tres capitales de provincia, con Castelló por delante de València y Alicante.

Justo en el promedio valenciano se queda Orihuela, la quinta urbe con mayor «radiancia» media. Onda, con gestión directa de su alumbrado, también es el municipio menos eficiente desde el punto de vista económico, consecuencia de la inexistencia de un inventario, la ausencia de auditorías energéticas o la falta de inversiones.

Compartir el artículo

stats