Tal como estaba previsto, la reunión de la comisión interdepartamental se celebrará mañana a las 10:30 horas. Será entonces cuando el presidente de la Generalitat Valenciana y la consellera de Sanidad darán a conocer públicamente las nuevas restricciones contra la pandemia de coronavirus que comenzarán a entrar en vigor cuando decaiga el estado de alarma.

La Generalitat Valenciana ya ha ido adelantando en qué consisten las mayoría de las medidas. De hecho ha pedido al TSJCV que las avale para evitar a posterior revocaciones al tratarse de restricciones que afectan a derechos fundamentales. Por el momento, y a falta de que se pronuncie el tribunal, la Fiscalía ya ha comunicado que no se opone a ninguna de estas medidas.

Salvo el cierre perimetral, que decaerá la misma noche del sábado, el Palau pretende mantener el toque de queda nocturno desde la medianoche hasta las 6 de la mañana. Los planes del gobierno autonómico pasan por dejar activo esta medida hasta junio. Además, todo apuntan a que la interdepartamental dará también luz verde a la limitación del número máximo de personas que se puedan reunir en espacios públicos y privados, interiores y exteriores. La Generalitat Valenciana ha pedido al alto tribunal luz verde para poder fijar este máximo en diez personas, salvo en el caso de las familias numerosas.

Además de estas dos restricciones, la Generalitat Valenciana ampliará también el horario de cierre de bares y restaurantes. Aunque de momento no han dado más detalles, todo apunta a que el nuevo horario de cierre será compatible con la entrada en vigor del toque de queda a medianoche, lo que permitirá alargar el servicio de cenas en los locales más allá de las 22 horas.

Por último, la comisión interdepartamental también aprobará elevar al 75% el aforo en iglesias y celebraciones religiosas.