Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El parque público de Vivienda no crece desde el inicio de legislatura

Los pisos vendidos o demolidos se contrarrestan con los adquiridos por conselleria

Protesta en la calle Turia por el desahucio de varias familias de un edificio comprado por un fondo.  | EDUARDO RIPOLL

Protesta en la calle Turia por el desahucio de varias familias de un edificio comprado por un fondo. | EDUARDO RIPOLL

El parque público de vivienda en manos del Evha (Entitat Valenciana d’Habitatge i Sòl) no ha crecido en un solo piso desde agosto de 2019, casi dos años después del inicio de la legislatura. Sigue en 13.998 desde hace casi dos años. No porque conselleria no haya adquirido pisos, sino porque los que se ha visto obligada a vender (por ser alquileres antiguos con opción a compra) y los que no pueden ser rehabilitados o deben demolerse, contrarrestan de manera exacta todas las viviendas que ha comprado en este periodo. Así que el parque público de vivienda en manos del Evha se ha quedado como estaba, según datos proporcionados por la propia Conselleria de Vivienda.

Lo que sí que ha variado, y mucho, es el número de valencianos empobrecidos en lista de espera para acceder a una vivienda pública, que se ha disparado en poco menos de dos años. De 13.985 a 19.659 desde agosto de 2019, cuando este diario preguntó al departamento dirigido por Rubén Martínez Dalmau por estos mismos datos. 8.631 solicitudes son de Alicante, 2.069 de Castellón y 8.959 de València. El parque público tendría que duplicarse y aún así se quedarían 5.649 valencianos más en lista de espera para atender su solicitud de vivienda social. Dicho de otra forma, tiene que crecer un 140% para atender la demanda actual de vivienda pública.

Contador anual negativo

Alberto Aznar, director del Evha, calcula que cada año salen del parque público unas 150 viviendas de alquiler con opción a compra que se ejecuta. Una cifra que han tenido que contrarrestar con adquisiciones de vivienda cada año, según explica.

Pero la cifra de 13.998 viviendas en el parque público valenciano todavía esconde otro problema al que conselleria debe hacer frente: 1.343 de esas viviendas sociales están okupadas ilegalmente, lo que supone casi uno de cada diez inmuebles del parque. Desde Vivienda aseguran que su intención es revisar los casos de okupación para la posible regulación de algunos de ellos que cumplan con los requisitos. A esto se le suma que ahora mismo el Evha tan solo tiene en plantilla a tres trabajadores sociales para gestionar los 14.000 pisos públicos.

Desde la Conselleria de Vivienda estiman (no existen cifras oficiales) que actualmente hay 19.000 viviendas vaciadas en manos de bancos y la Sareb (un número similar al de solicitantes de vivienda pública en lista de espera). De ellas, 10.000 se detectaron por incumplimientos de la Ley de la Función Social de la Vivienda, y 9.000 estarían en manos del banco malo. Aún así, según remachan desde conselleria, se piensa el número real podría ser muchísimo mayor.

Desde Vivienda explican que, una vez se haya aprobado el Decreto para la movilización de viviendas vacías y deshabitadas (previsiblemente a finales de julio, principios de agosto) permitirá a la Generalitat disponer de información fiable al respecto.

En total, el parque público de vivienda que ahora mismo gestiona la Generalitat, supone poco más del 1 por ciento de las viviendas que hay en el mercado, lejos todavía de la media española, que está en el 2,5%. Si miramos a los países de nuestro entorno, seguimos a mucha distancia de la media europea, con un 9,3 por ciento, y más aún de países como Austria (24 %), Reino Unido y Francia (más del 15%) o Países bajos (30 %), según el último boletín del Observatorio de Vivienda y Suelo dependiente del Ministerio de Transportes y Movilidad Urbana.

Compartir el artículo

stats