Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La OCDE acusa a Madrid de ser un paraíso fiscal que atrae riquezas con bajos impuestos

Coincide con la tesis del Botànic sobre la competencia desleal

El conseller de Hacienda, Vicent Soler.

El conseller de Hacienda, Vicent Soler.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), una entidad europea que tiene como objetivo la promoción de políticas que mejoren el bienestar económico y social de los países y su ciudadanía, califica a Madrid como un «paraíso fiscal». Una apreciación que coincide con la que ha manifestado en numerosas ocasiones el Gobierno valenciano, que ha detectado que la autonomía que preside Isabel Díaz Ayuso atrae a contribuyentes acaudalados de otras autonomías, como la valenciana, con sus políticas de bajadas y bonificaciones de impuestos.

También expertos consideran que estas prácticas suponen competencia desleal a otras autonomías porque se apoyan en lo que se conoce como efecto capitalidad y una disposición de recursos a los que otras autonomías, como la infrafinanciada Comunitat Valenciana, no pueden aspirar.

En ese contexto, la OCDE, en un informe publicado ayer, califica a Madrid de «paraíso fiscal interno» dentro de España, una situación sustentada en la aplicación de porcentajes del cero por ciento en el impuesto de Patrimonio, señalan. Y es precisamente por esta bonificación que el número de contribuyentes acaudalados procedentes de otras autonomías ha aumentado exponencialmente, hasta un diez por ciento, por encima del resto de las autonomías en apenas un lustro.

Madrid también bonifica el impuesto de sucesiones, algo que la OCDE reprocha porque fomenta la desigualdad. La organización señala en el estudio difundido ayer que los impuestos sobre sucesiones «bien diseñados» permiten elevar los ingresos y mejorar la igualdad.

Igualdad de oportunidades

Incluso apuntan que desde una perspectiva de equidad, un impuesto sobre sucesiones, particularmente si está dirigido a transferencias de riqueza relativamente altas, puede ser una herramienta importante para mejorar la igualdad de oportunidades y reducir la concentración de riqueza.

El estudio del que se ha hecho eco la OCDE ha sido elaborado por los economistas David Agrawal (Universidad de Kentucky), Dirk Foremny (Universidad de Barcelona) y Clara Martínez-Toledano (Escuela de Negocios de Columbia) y en él se relaciona la movilidad de las personas en respuesta a los cambios de fiscalidad sobre las sucesiones.

El informe, que califica a Madrid como un «paraíso fiscal» dentro de España por su bonificación del impuesto sobre sucesiones, concluye que el número de ricos en la capital se incrementa.

Así, la OCDE apuesta por subir el impuesto de sucesiones para combatir la desigualdad y ve necesario elevar la recaudación para abordar el desequilibrio.

Compartir el artículo

stats