La Generalitat, a través de la Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, ha aprobado un catálogo de directrices para la gestión de los Paisajes de Relevancia Regional de la Comunitat Valenciana con el fin de garantizar su protección y un proceso de transición energética equilibrado.

El documento aprobado por la Conselleria, «Objetivos de calidad e instrucciones técnicas para la ordenación y gestión de los Paisajes de Relevancia Regional de la Comunitat Valenciana», distribuye los 40 paisajes de relevancia identificados en la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana en 14 conjuntos paisajísticos en función de sus similitudes morfológicas, funcionales y de continuidad del paisaje.

Entre estos paisajes destacan los grandes paisajes culturales relacionados con las actividades agropecuarias como son el paisaje de piedra seca del entorno de Ares, Castellfort, Vilafranca, Culla, Ares y Benassal; los olivos milenarios del Maestrat o el entorno de Sant Mateu, Tirig y la Salzadella; las tierras del vino de Utiel-Requena, les Alcusses i els Alforins o los viñedos de Alicante; los regadíos históricos de la Huerta de València, la Ribera del Xúquer o la Huerta de la Vega Baja del Segura; y los humedales asociados a sistemas agrarios como la Albufera y arrozales de València, la Salinas de la Mata y Torrevieja o los humedales de Elx i Santa Pola.

En el litoral y la montaña

Otras tipologías de Paisajes de Relevancia Regional están determinadas por los grandes relieves y formas estructurales del territorio como el Macizo de Penyagolosa y el entorno de Vistabella, la Sierra de Irta, la Calderona o las sierras del interior de Alicante, Mariola, Maigmó y Penya Roja.

También el ámbito litoral está representado en estos paisajes con lugares como los Acantilados del Cap de la Nao i Cap d’Or, Serra Gelada, el Montgó o las islas Columbretes y Tabarca.

«El desarrollo de las energías renovables para luchar contar el cambio climático es una prioridad para el Consell », dijo ayer el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, en relación a este asunto, y añadió que para «consolidar este proceso de transición y proteger al mismo tiempo el paisaje», se ha aprobado este documento.