Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Anaya alarga el pulso en el PPCV pero medita retirarse ante el dominio de Mazón

El alcalde de Ayora reúne con dificultades los avales para ser proclamado precandidato, pero se tomará unos días para decidir si pacta y evita la votación

María José Català, Carlos Mazón, Vicent Mompó, José A. Hernández y Antonio Saá, ayer en Alzira. | LEVANTE-EMV

María José Català, Carlos Mazón, Vicent Mompó, José A. Hernández y Antonio Saá, ayer en Alzira. | LEVANTE-EMV

Aparentemente el alcalde de Ayora, José Vicente Anaya, mantiene el pulso como candidato alternativo a Carlos Mazón, el señalado por Génova para dirigir el PP valenciano, pero las fuerzas comienzan a flaquearle.

Plantar cara al aparato es complicado y en su recogida de avales, el excoordinador del PP de la provincia de Valencia ha sido consciente de las dificultades de recabar apoyos entre una militancia temerosa de Dios (léase, de la dirección nacional). De ahí que, a pesar del contundente comunicado del martes, Anaya está preparándose para una posible retirada que, todo apunta, evitará la votación.

Fuentes de su equipo aseguraron ayer que, aunque con muchas trabas, Anaya ha logrado reunir los avales suficientes para ser proclamado precandidato (entre 250 y 300) y que su propósito es registrarlos hoy. Son suficientes para seguir adelante en el proceso, pero muchos menos de los que quizás pensaba que iba a lograr.

Anaya ha reunido firmas en l’Horta Sud (su apoyo ha sido el alcalde de Alfafar, José Ramón Adsuara), pero ha pinchado en València ciudad, donde el impulso que el expresidente Francisco Camps dio a su candidatura a través del Foro 2020 no se ha trasladado en avales.

Oferta de integración

El mensaje que Anaya quiere transmitir es que está en disposición de medirse en las urnas con Mazón, pero el objetivo último parece estar dirigido a que su oponente mejore su oferta de integración. Anaya, que ya habló de este asunto con Mazón el pasado viernes, habría descartado entrar en la ejecutiva, algo que el presidente de la diputación le ofreció pero sin cargo concreto y solo pediría que e incorporara a alguno de sus colaboradores. Tampoco Adsuara quiere un puesto.

Cabe recordar que el futuro líder del PP valenciano ya dejó claro que Maria José Català será su próxima secretaria general. A pesar de que la diputada mantiene que su objetivo es la alcaldía, en el PP nadie descarta que ejercerá mando en plaza. En todo caso, lo lógico es que Mazón situé como tres a alguien de su confianza ya que durante año y medio tendrá que ejercer el mando a distancia desde Alicante. En todo caso, el absoluto dominio de Mazón en este proceso (ayer recogió en Alicante los primeros 600 avales y celebró un comida en Alzira con 300 militante) abocan a Anaya a dar un paso atrás.

El alcalde de Ayora sigue contando con una baza: el interés de Génova y de Mazón en que no haya votación, ya que entienden proyectaría una imagen de enfrentamiento que solo interesa a la izquierda. La cuestión es que precio está Mazón dispuesto a pagar para evitar las urnas a pesar de que su victoria es indiscutible. Ayer los ánimos seguían caldeados en la dirección provincial de Valencia y, aunque hubo contactos, no se concretaron .El equipo de Anaya ha decidido prolongar el pulso y tomarse el fin de semana para reflexionar. Decidirán si hacen campaña o abandonan la aventura.

Compartir el artículo

stats