Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coronavirus

Los municipios celebran sus juntas de seguridad para blindarse ante la llegada de miles de turistas

En la Costa Blanca se prevén 200.000 visitantes

Preparación de las playas de El Campello para la llegada de turistas y visitantes, ayer.  | PILAR CORTÉS

Preparación de las playas de El Campello para la llegada de turistas y visitantes, ayer. | PILAR CORTÉS

Un día después de reunirse con el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, para coordinar los dispositivos de seguridad de cara al próximo fin de semana, el primero completo sin cierre perimetral de la Comunitat tras seis meses, los municipios turísticos comenzaron ayer a celebrar sus Juntas Locales de Seguridad, que determinarán sus blindajes y los protocolos de actuación de las policías locales, que estarán respaldadas por efectivos de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que reforzarán los turnos de noche desde este viernes. Solo a la zona de la Costa Blanca hay prevista la llegada de 200.000 visitantes y turistas desde otras autonomías tras levantarse el estado de alarma.

Junta de Seguridad de Cullera celebrada ayer. | LEVANTE-EMV

El objetivo de las distintas fuerzas de seguridad será que se cumplan las restricciones de movilidad que aún están vigentes en la Comunitat Valenciana, como son el toque de queda desde la medianoche hasta las 6 de la madrugada, así como el cierre de los bares a las 23.30 horas, el cumplimiento de los aforos, así como evitar que se produzcan botellones y concentraciones ilegales.

El alcalde de Cullera, Jordi Mayor, presidió en la mañana de ayer una Junta de Seguridad Local junto con miembros de la corporación, la Policía Local, la Guardia Civil y Protección Civil para marcar las estrategias a seguir para el cumplimiento de las medidas sociosanitarias una vez ya finalizado el estado de alarma.

Mayor quiso lanzar un mensaje de prevención porque «no tenemos que relajarnos, continuamos en pandemia y aunque tengamos datos mejores en incidencia del virus - Cullera presenta actualmente una tasa de 78,29 casos- seguimos con ‘riesgo moderado’, y todo esto implica que hay que seguir respetando las normas». «Nuestras políticas no se encaminan hacia la coerción, sino hacia la educación, el sentido común, la prevención y la información», defendió el edil.

El munícipe incidió en que Cullera es una ciudad acogedora «pero las normas las tenemos que cumplir todos. Los que vivimos aquí diariamente y, también, los que nos visitan». Precisamente, el jefe de la Policía Local, Juan José Figueres, presente también en esta Junta de Seguridad, manifestó que se refuerzan los mecanismos para «procurar que se cumpla la normativa en locales, en el cierre de establecimientos, la agrupación de personas, el uso de la mascarilla y para evitar botellones».

En Gandia, la alcaldesa Diana Morant, quiso mandar un mensaje de serenidad y tranquilidad a la ciudadanía. «Estamos ante una fase más de este enorme reto que ha supuesto la pandemia. Todas las administraciones estamos trabajando y utilizando todos los recursos disponibles para hacer frente a la covid».

Morant incidió en que «seguimos en pandemia y debemos seguir trabajando para mantener una cifras que han situado a la Comunidad Valenciana en la región más grande de Europa con una tasa de incidencia menor». Así, expuso que habrá un dispositivo especial durante este fin de semana con más Policía Local y Nacional.

Por último, Morant recordó que en la playa de Gandia caben 50.000 personas, que este año al igual que el pasado la playa estará vigilada por los quads, el dron y donde también actuarán los informadores para recordar a la gente que seguimos en pandemia. «La actitud responsable es vital y esperamos que todos los que nos visiten se contagien de nuestra manera de afrontar la pandemia que no pasa por otro lugar que el cumplimiento de las normas», indicó para añadir: «El pasado verano ya demostramos que los planes de contingencia funcionaron y, por lo tanto, nosotros recibiremos a los visitantes con los brazos abiertos».

La Policía Local de Dénia ya ha preparado para estos días un dispositivo especial para intensificar la vigilancia. En coordinación con la Policía Nacional, cubrirá sobretodo los accesos a la ciudad y la actividad nocturna. Desde el ayuntamiento hicieron ayer un llamamiento a la colaboración y la responsabilidad a los vecinos pero también a los visitantes que lleguen desde hoy. En esta línea, el alcalde, Vicent Grimalt, declaró que los visitantes «son bienvenidos y se necesitan para recuperar la economía», pero pidió a todos ellos «el mismo grado de responsabilidad que nos hemos exigido durante los últimos meses».

Por su parte, en Calp, la alcaldesa Ana Sala ha convocado para este mismo viernes la junta de seguridad en la que el municipio pondrá sobre la mesa la preparación de un dispositivo especial de vigilancia que coordinarán la Policía Local y la Guardia Civil.

Mensaje de unidad

Los ayuntamientos de Sagunt y Canet d’En Berenguer también reforzarán la seguridad este fin de semana. La principal preocupación en las dos localidades son las actitudes incívicas que se puedan producir en horario nocturno. Por ello, aumentarán las patrullas policiales. La incidencia llega a ser cero en Canet.

El alcalde de Sagunt, Darío Moreno, destacó el «mensaje de unidad» que se desprende de la reunión encabezada por el president que, a su juicio, refleja que todas las instituciones están trabajando conjuntamente para que «no se pierda» todo lo hecho hasta ahora y que coloca a la Comunitat y a sus municipios como «un referente a nivel de seguridad»; un hecho que, en su opinión, puede proyectar la zona como lugar de «turismo seguro a nivel nacional e internacional». El edil de Policía de Canet, Eduardo Almor, incluso consideraba que este tipo de encuentros se debería hacer más a menudo «porque permiten poner en común problemas que nos afectan a todos».

Compartir el artículo

stats