«Será muy tecnológico y empresarial». Con estas dos palabras definió ayer Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo, el stand con el que la Comunitat Valenciana se promocionará en el Fitur más importante de los últimos años. Se ha invertido más de un millón de euros en el pabellón valenciano, que contará con gran número de pantallas y elementos virtuales para adaptarse a las exigencias sanitarias así como un tercio del espacio total reservado para el trabajo de comercialización de las más de 100 empresas que viajarán a la feria madrileña.

Además de ese énfasis en fomentar los contactos del sector autonómico con comercializadores, turoperadores y agencias de viajes, la Comunitat Valenciana buscará sacar partido a un elemento nuevo en Fitur: la seguridad. «Hemos de transmitir que las restricciones y el sufrimiento del sector, el que más se ha sacrificado, han valido la pena. Subrayaremos que somos la región más segura de Europa», dijo Colomer en referencia a la baja incidencia acumulada de la autonomía (que apenas supera los 31 casos de covid por cada 100.000 habitantes). 

Aunque reclamó que se haga desde la «humildad», la «prudencia» y la «responsabilidad», el secretario autonómico defendió que «es una certeza que se debe poner en consideración de los mercados y los turistas».