El tiempo en València ha resultado ser imprevisible en mayo. En realidad, la inestabilidad es la que corresponde a este mes, si bien es cierto que está marcado por los cambios drásticos en el termómetro. Este fin de semana es el intenso calor el que está llevando al mercurio a marcar temperaturas cercanas a los 35 grados a la sombra en puntos del litoral y prelitoral de la provincia de Valencia, según registró ayer la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). El calor se prolongará durante toda la jornada de hoy elevándose hasta los 36 grados en la Ribera Alta, la comarca donde el calor más asfixiará durante el día de hoy. Por eso, Aemet ha activado la alerta amarilla por calor en el sur de la provincia de València, en las comarcas de La Safor y en La Ribera Alta. Según se desprende de los registros de Aemet, se prevé que hoy sea el día más calido en lo que va de año.

Además del calor, para hoy se esperan «cielos poco nubosos o despejados, con intervalos de nubosidad alta», el mismo aspecto que tuvo la jornada de ayer. Las temperaturas mínimas irán «en ascenso», que se espera que sea «localmente notable en amplias zonas» de la Comunitat Valenciana, mientras que las máximas irán también «en ascenso en el tercio sur» y serán «significativamente altas en puntos del interior», donde se podrán alcanzar temperaturas que podrían superar en algunos puntos los 36 grados a la sombra.

En la ciudad de València, hoy será un día muy similar al sábado, cuando las máximas ascendieron entre 5 y 11 grados en Xàtiva (35,3), Miramar (34,3), Polinyà del Xúquer (33,8), la ciudad de València (32,5) y el aeropuerto de Manises (32,4).

Para hoy se esperan valores similares, quizás con algún grado menos en las máximas pero, a cambio, con menos viento, lo que podría incrementar la sensación de sofoco. La previsión es que las temperaturas oscilen entre los 33º C y los 21 grados de mínima.

El tiempo mañana, lunes 17 de mayo

La previsión cambia completamente para mañana, cuando dejará de soplar el viento de componente oeste que ha elevado las temperaturas por encima de los 35 grados. El lunes las temperaturas irán en descenso con vientos del nordeste y una humedad que rondará el 75 %, lo que devolverá las temperaturas a su estado normal para el mes de mayo: las máximas en València rondarán los 23 grados y las mínimas no descenderán de los 17 en la costa, aunque algo más frías se registrarán en el interior de la provincia.

La jornada estará marcada por intervalos nubosos, tendiendo a poco nuboso con nubes altas.