Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una guía para obtener el título profesional ante el fracaso escolar

Una profesora edita un manual de orientación para que alumnos con dificultades en el sistema educativo o trabajadores que no pudieron estudiar consigan un certificado de profesionalidad

Cristina Zamora (abajo) presenta y explica el libro en un seminario sobre pedagogías invisibles. | LEVANTE-EMV

Cristina Zamora (abajo) presenta y explica el libro en un seminario sobre pedagogías invisibles. | LEVANTE-EMV

Cristina Zamora es la autora de la Guia de competències professionals i certificats de professionalitat y una todoterreno. Educadora social, pedagoga, doctorada en Pedagogía y desarrollo comunitario, mamá de dos niños pequeños y profesora en un instituto en Catarroja durante 8 años (más otros 3 en una escuela de adultos) esta joven de 36 años ha conseguido elaborar un material de trabajo que puede cambiar la vida de muchas personas, tanto del alumnado actual con dificultades en el sistema educativo como de los adultos que no han podido estudiar.

Y es que Cristina se dio cuenta de una realidad oculta: gran parte del alumnado de FP Básica sale del centro educativo sin el título correspondiente al no haber aprobado materias no profesionales (troncales) como inglés, valenciano, matemáticas o castellano.

«Lo que muchos no saben es que solo con las materias profesionales se puede titular, aunque no se obtenga el título completo de FP», explica la autora. Sin embargo, sí se puede obtener un certificado de profesionalidad que es válido para el ámbito laboral y que se tramita desde Labora o desde el SEPE, en lugar de hacerlo desde el sistema educativo. Todo son ventajas y, sin embargo, «esta posibilidad es deconocida para muchos profesionales que trabajan con jóvenes que tras 4 años cursando FP Básica salen del centro educativo con las manos vacías».

En la otra parte se encuentran las personas que llevan años trabajando en determinado empleo, pero carecen de la titulación porque no han podido estudiar o no aprobaron en su día las materias necesarias», añade. Para entender el proceso, la autora explica que los certificados de profesionalidad son titulaciones oficiales que acreditan que la persona tiene conocimientos, habilidades y aptitudes (es decir, determinadas competencias) que le «capacitan para desarrollar una actividad laboral».

Supone acreditar las competencias técnicas en una profesión concreta, es decir, implica que «se está capacitado» para desempeñar el trabajo relacionado con ese certificado. Por eso los certificados de profesionalidad se ordenan en función de las 26 familias profesionales y de niveles de cualificación que oscilan entre el 1 y el 3. «Así, un certificado de profesionalidad permite acreditar las competencias técnicas de una persona en una profesión concreta», explica Cristina Zamora.

Y pone eun ejemplo: «Imaginemos a una mujer que ha pasado toda su vida en el sector de cuidados trabajando en una residencia o centro de día donde no le pidieron ninguna titulación. Pero se presenta al proceso de acreditación de competencias y así ya cuenta con un título si ha trabajado 2.000 horas en los últimos 15 años. De esta forma, si más adelante cambia de trabajo o quiere estudiar un ciclo formativo, pues presenta su certificado y puede suprimir hasta 5 o 6 módulos (asignaturas) que son justo las que le faltaban para obtener la titulación».

Una herramienta práctica

Esta guía es un elemento de trabajo para que los equipos docentes y de orientación de institutos o escuelas de adultos sepan cómo hacer los trámites necesarios y marcar los itinerarios y materias precisos para que el alumnado no salga sin cualificación porque hacerlo con un título bajo el brazo aumentará sus posibilidades de encontrar un empleo en la selva laboral. La autora destaca la «practicidad» de la guía porque «el trabajo ha consistido en desglosar la legislación y darlo todo mascado para que sea fácil y ágil llegar a soluciones».

De esta forma el manual explica como a cada título de formacicón profesional le corresponden «una o diversas cualificaciones profesionales y por tanto uno o más certificados de profesionalidad acreditables» por lo que el libro identifica «por cada familia profesional y por cada nivel de cualificación, el certificado que corresponde» de manera que docentes y orientadores tengan «más fácil la creación de itinerarios y creación de vías hacia la obtención de los certificados de profesionalidad».

Un código QR permite adecuar la información a la legislación vigente

Cristina Zamora es una mujer previsora así que en la «Guia de competències professionals i certificats de professionalitat» ha incluido un Código QR que permite «modificar la información para ir adecuándola a la legislación». «Uno de los principales problemas de este país es que la educación funciona a golpe de decreto. Temíamos que el libro se quedara obsoleto si de repente habían cambios legislativos así que pensamos en la posibilidad de instalar un código que nos permita adecuar la información para que sea siempre correcta y vigente», explica la autora del libro editado por Àrbena. Además, para dar a conocer la guía a los trabajadores que pueden hacer uso de ella (docentes, educadores, orientadores...) Cristina Zamora ofece cursos y charlas para explicar la herramienta. El libro, admás, se presenta de forma oficial el 28 de mayo en el Castell d’Alaquàs, a las 12 horas.

Compartir el artículo

stats