Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las empresas ya han recibido casi 210 millones del plan Resistir

La partida que depende de los ayuntamientos, la más retrasada

Concentración de peluquerías y centros de estética ayer ante el Ayuntamiento de València. | LEVANTE-EMV

Concentración de peluquerías y centros de estética ayer ante el Ayuntamiento de València. | LEVANTE-EMV

Algo más de 100 días después de que se abriera el plazo para solicitar las ayudas del plan Resistir, las empresas y autónomos valencianos de los sectores más afectados por los efectos de la crisis de la covid-19 han recibido en torno a 210 millones de euros, cerca de la mitad del total movilizado por el Consell a inicios de año. Así lo anunció ayer el president Ximo Puig durante la reunión de la comisión de seguimiento de este programa de apoyo económico al tejido empresarial valenciano, en la que también avanzó que la Generalitat terminará de pagar la totalidad de los fondos del paquete, que ronda los 430 millones tras varias ampliaciones, antes de que acabe junio.

La cifra aportada por Puig es, según destacaron fuentes del Consell, la cantidad de dinero que ya ha sido transferido a las cuentas bancarias de los miles de solicitantes. Con estos 209 millones y los cerca de 220 millones que quedan por abonar, el president entiende que las empresas y autónomos dispondrán de «recursos suficientes» para reemprender su actividad económica durante este verano, que espera sea el de la «recuperación».

Debido al peso específico del sector turístico en la economía valenciana, salvar esta temporada estival es un objetivo que ha estado entre ceja y ceja del gobierno valenciano desde inicio de año y ha sido un motivo añadido por el que se ha optado por una desescalada más suave que en el resto de España. Pero para que el plan tuviera éxito hacía falta que los negocios más expuestos a la movilidad sobrevivieran hasta entonces, por lo que se lanzó este salvavidas en forma de paquete de ayudas.

Desde el pasado 4 de febrero, cuando se abrió el plazo para presentar las solicitudes para acceder a alguna de las líneas del plan Resistir, la Generalitat ha tramitado unas 291.000 peticiones, a una media de casi 4.000 por jornada. Entre estas no se contabilizan las realizadas por los ayuntamientos, que gestionan una de las líneas del plan, la denominada ‘Paréntesis’ y que está dotada con 160 millones.

Esa es precisamente la que presenta un mayor retraso, según las cifras que maneja la Generalitat y a las que ha tenido acceso este diario. En esta partida colaboraron tres administraciones: la propia Generalitat (100 millones), las diputaciones (36) y los consistorios (24). De esos 160 millones solo se han abonado hasta la fecha 66, una circunstancia que en el Consell asocian a que los ayuntamientos han ofrecido períodos más amplios para admitir solicitudes y algunos todavía los tienen abiertos. En cualquier caso, confían en un acelerón inminente.

La Generalitat también prevé dar un empujón a la línea que compensaba los gastos referentes a las cuotas de la Seguridad Social, de 80 millones y de los que se han pagado poco más de 42. Otras como las del ocio nocturno (8 millones) o las específicas de Turismo (18) están casi completadas y se terminarán de abonar «en los próximos días».

Los hoteles reclaman más ayuda

De esta última partida se quejó ayer precisamente la patronal hotelera Hosbec en una reunión mantenida con el conseller de Hacienda, Miquel Soler, y con el director del IVF, Manuel Illueca, entre otros. La patronal considera insuficiente el dinero destinado a estas empresas y cifra sus pérdidas en 1.000 millones.

Según denuncian, el importe de la ayuda media recibida por cada empresa ha sido de 3.450 euros, mientras que las pérdidas son de 1,2 millones por negocio. Además, aseguran que el 53 % de los hoteles no ha recibido ninguna ayuda del plan Resistir y que el segundo tramo, el que se activará con los 647 millones del Gobierno central, «no plantea ningún escenario específico» para este colectivo y «limita a 200.000 euros el máximo», lo que «perjudica gravemente» al sector según Hosbec.

La patronal añadió que desde el inicio de la pandemia, el 40 % de los hoteles no ha abierto ni un día y que el 60 % restante lo ha hecho de media 84 días en más de un año, por lo que el 60 % de sus trabajadores siguen en ERTE.

Las peluquerías piden el IVA reducido para evitar cierres en un sector dañado por la crisis

Las peluquerías, barberías y centros de estética de la Comunitat Valeciana volvieron a salir a la calle ayer para denunciar la grave situación económica que atraviesan y defender la «necesaria y prometida» rebaja del IVA para la imagen personal, como servicio esencial, al 10 %. Las concentraciones se enmarcan en la IV Jornada de Lucha Nacional organizada a nivel nacional por la plataforma ‘Creer en Nosotros’, junto con la Alianza por la Bajada del IVA a las Peluquerías y Estética y el Gremio de Peluquerías y Belleza de València y se produjeron al unísono en 80 ciudades españolas. Durante la concentración, peluqueros y esteticistas dejaron en el suelo peines, tijeras y otros utensilios para mostrar su indignación y como representación visual de la «dramática situación» que atraviesan sus negocios, con una caída de la facturación del 36,7 % en la Comunitat durante el primer trimestre del año, lo que representa casi 37 millones de euros. Y es que la reivindicación, según denunciaron, se hace más urgente tras un año de pandemia en el que las restricciones han supuesto un 70 % menos de celebraciones como bodas y bautizos, eventos que suponen buena parte de sus cajas.

Compartir el artículo

stats