Los que vivieron la llegada a la Luna siendo niños, el estreno de Star Wars como adolescentes y el Mundial de Naranjito cumpliendo la mayoría de edad se comenzaron a vacunar ayer contra el coronavirus. Es parte de la generación proveniente del baby boom, los llamados por parte de algunos más jóvenes como boomers, nacidos a lo largo de los 60 y que conforma la segunda franja de diez años más grande en cuanto a número de población, 752.334, por los 850.000 que registra el INE para las personas entre los 40 y los 49 años.

«Estoy muy contenta, no me esperaba que me fueran a vacunar tan rápido», cuenta A. Esteve a las puertas del Museo Príncipe Felipe que actúa de gran centro de inmunización frente al coronavirus donde ayer fueron citadas 7.300 personas nacidas entre 1962 y 1965 (59 y 56 años). Tiene 58 años e indica que pidió un permiso en el trabajo para poder acudir a la inmunización. «Me deja más tranquila a partir de ahora», expresa.

La misma edad tienen José López, al que la vacunación de la covid le ha pillado de vacaciones, y Paz Pajarón, quien espera a la salida tomándose un café a que otra amiga reciba su pinchazo. «No estar vacunado te limita un poco, tienes que ir con cuidado, estar protegido alivia», dice el primero. «La organización ha sido genial, en dos minutos ya estaba vacunada, es una buena noticia después del año que hemos pasado», dice ella.

Con 57 años recibieron ayer la primera dosis contra el coronavirus en Valencia en el mismo espacio Paco Calabuig, a quien le espera su mujer a la salida y dice ni haberse enterado del pinchazo; Maite, que estaba en Barcelona cuidando a su hermana de una operación de cadera y tuvo que cambiar el billete previsto para la semana siguiente al domingo cuando recibió el viernes el SMS; y Alicia quien ese mismo día, al pie del fin de semana, tuvo que anular todo lo que estaba pendiente para la mañana del lunes ante el aviso de vacunación.

Muchos salían de las tripas del museo con un folleto que meses atrás sería de alguna exposición y que ahora informa, entre otras cosas, de cuándo se recibió la primera dosis y qué vacuna fue administrada. Moderna y Pfizer fueron las dos protagonistas en este espacio. A las vacunas de ARN mensajero se les suma las de Janssen que permite la vacunación completa con un solo pinchazo.

11

Primeros vacunados entre los 51 y 59 años Germán Caballero

Con estos tres sueros distintos se busca acelerar la protección de las cerca de 650.000 personas en la cincuentena que seguía sin vacunar ya que el resto, casi 100.000 (un 13 %) habían recibido, al menos, una dosis como trabajadores esenciales. Para esta semana se han destinado cerca de 150.000 vacunas para este grupo etario.

La mitad del grupo de edad, inmunizado

El objetivo que manejan desde el Consell es cubrir a este grupo con un primera inyección en el próximo mes. De hecho, la semana pasada el president de la Generalitat, Ximo Puig, anunció que a partir del 17 de junio se iniciaría la inmunización de las personas de 49 a 45 años que coincidirá con la administración de segundas dosis de las personas en la cincuentena y la llegada de 1,3 millones de dosis de Pfizer en un mes. Terminar con estos dos grupos implicará que más de la mitad de valencianos esté ya inmunizado.

No solo eso, la vacunación del grupo de las personas entre 50 y 59 años supone proteger, después de haberlo hecho con los mayores de 60 cuando esta esté finalizada, al de mayor riesgo de hospitalización. Así, en plena tercera ola, las personas de entre 50 y 65 años representaban un 41 % de los ingresados en las UCI valencianas y ahora son tres de cada hospitalizaciones.

Vacunación masiva para menores de 50 en junio. Agencia ATLAS / EFE

«Cualquier edad tiene riesgo de ponerse grave porque no sabemos todo del virus y hay factores como la hipertensión o la diabetes que pueden estar en cualquier edad, pero las personas de 50 es un grupo de mucho riesgo», indica Marisa Blasco, jefa del servicio de UCI del Hospital Clínico de València. De hecho, añade que durante la tercera ola la media de edad de las personas ingresadas se situó en torno a los 60, siendo «muy frecuente» la hospitalización de personas en la cincuentena con un «cambio de perfil» respecto a la primera ola donde lo habitual era gente más mayor.

Según un estudio de la Red de Vigilancia Epidemiológica a nivel estatal, un 5,7 % de las personas contagiadas de covid de entre 50 y 59 años acaban en el hospital y un 0,7 % en la UCI; un porcentaje que es prácticamente el doble que en las personas que están en la sesentena (10,9 % hospitalizados y un 1,7 % en UCI) y la mitad que en la franja de diez años menos (3,2 % hospitalizados y 0,3 % UCI). Asimismo, las personas de 50 a 59 años representan el 3,5 % de los fallecidos valencianos (265) por el 1 % que suponen los de entre 40 y 49 (78).

60.000 dosis de vacuna más

Te puede interesar:

Para avanzar en esta protección, que Blasco recordó que ya se genera de manera parcial con una dosis, la próxima semana se prevé inocular 279.189 dosis, 60.000 más que la semana pasada. De la que más se pondrán será de Pfizer con 203.844 dosis de las que una parte irán para completar la vacunación de mayores de 66 años, otra para segundas dosis de 70 a 79, pero que en su mayoría, 113.875, irán para los que están en la cincuentena.

A este grupo irán también las 15.005 recibidas de Janssen y la mayor parte de las 50.340 de Moderna, de las que 8.600 se destinarán a personas con condiciones de alto riesgo. Por último, AstraZeneca vuelve a inocularse y se utilizarán unas 10.000 vacunas para las primeras dosis en personas de 65 a 60 años (nacidas entre 1956 y 1961), para completar la vacunación de este grupo de edad que la semana pasada estuvo recibiendo Moderna y Pfizer. Asimismo, el vacunódromo de València abrirá, por primera vez, toda la semana, incluido el domingo.