Tras un paréntesis en el que la meteorología recordó que todavía estamos en primavera, hoy está previsto que regrese la sensación veraniega a prácticamente toda la Comunitat Valenciana, que ayer se mantuvo en alerta amarilla por riesgo de fuertes precipitaciones en el litoral sur de Valencia y en la provincia de Alicante, que al cierre de esta edición no habían sido demasiado abundantes y no causaron ninguna incidencia reseñable.

Además de este aviso, las temperaturas cayeron con fuerza en toda la autonomía y el mercurio no superó los 20 grados.

Según informó la Agencia Española de Meteorología (Aemet), las lluvias acumuladas durante la jornada de ayer fueron de 26,2 litros por metro cuadrado en Miramar (Valencia). Además, se registraron 22,8 litros en Pinoso, 21,2 en Alcoi , 19,4 en Polinyà y 18 en Ontinyent, según los últimos datos de Aemet.

La agencia mantenía todavía el nivel de riesgo de lluvias en amarillo en toda la provincia de Alicante y el litoral e interior sur de Valencia, pero únicamente durante la pasada madrugada.

Las temperaturas diurnas bajaron considerablemente respecto al sábado y se quedaron en 20,7 grados en Benidorm, 20 en Alicante, 19,8 en Rojales, 19,7 en el aeropuerto de Elx, 19,6 en Orihuela, 18,6 en València y 18,1 en Castelló.

Ese retroceso se recuperará hoy, cuando según Aemet los termómetros volverán a subir de forma ostensible. Así, está previsto que Valencia alcance los 27 grados, Castelló los 25 y Alicante, 24. Los cielos estarán completamente despejados desde primera hora en toda la autonomía.