Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las oposiciones de la Generalitat se inician con un alto nivel de suspensos

La mayoría son procesos para reducir la temporalidad

Oposiciones GVA: los exámenes de empleo público de la Generalitat en la categoría A celebrados el pasado 19 de diciembre. Eduardo Ripoll

Las ofertas de empleo público de los años 2017, 2018 y 2019 de la Generalitat Valenciana, especialmente, las convocatorias que forman parte del plan de estabilización para el personal interino, han arrancado con un alto índice de suspensos, lo que supone un nubarrón en el objetivo de la Conselleria de Justicia de reducir la temporalidad en el ámbito de la Administración del Consell, pero también de incorporar savia nueva.

Según cálculos de la Federación de Empleados de Servicios Públicos de la UGT, la media de aprobados en estos exámenes estaría en este momento en torno al 15 %. En concreto, se ha analizado una docena de ofertas para grupos A1 y A2 que están en marcha (nueve de ellas son de estabilización) y para las que ya se han publicado las notas del primer ejercicio de las oposiciones de GVA. El resultado es desalentador ya que el porcentaje de suspenso estaría en el 85 %. Así, de las cerca de 3.900 personas que aspiraban a las 175 plazas ofertadas, solo 608 siguen con opciones.

El proceso está aún en marcha (falta la segunda prueba) pero en algunos casos, como el relativo a ingeniería de minas (con tres puestos ofertados) ya habrá plazas desiertas ya que solo uno de los aspirantes ha pasado la prueba. Optaban, veinte. Para psicología, dentro del proceso de estabilización, por ejemplo, se ofertaron 38 plazas, pero de los mil aspirantes solo han quedado 95. Para informática, se han salvado 68 de los 384 aspirantes. Hay 44 plazas ofertadas.

Las conselleria puso en marcha este proceso con el objetivo de rejuvenecer las plantillas y, sobre todo, facilitar la conversión del personal interino en funcionario.

Ahora bien, el proceso de estabilización no supone un acceso restringido para personal interino. Está abierto para cualquier persona, si bien es más fácil para alguien que esté dentro de la Generalitat porque la experiencia pesa más que en el proceso ordinario. Eso sí, para llegar a la fase de concurso hay que aprobar la oposición. La conselleria para facilitar el proceso retiró la tercera prueba en los niveles más altos.

Sindicatos como UGT ya criticaron las convocatorias al considerar que los temarios son demasiado amplios. Además, se criticó que en las preguntas tipo test de la primera prueba penalice la pregunta incorrecta. El resultado es que el índice de aprobados es, de momento, es inferior al que obtuvo en 2005. Entonces, con pruebas más sencillas, muchos interinos consolidaran su plaza.

Sentencia de la Unión Europea

El primer balance de estas oposiciones tan esperadas coinciden en el tiempo con un incremento de la presión sobre las Administraciones para reducir la temporalidad a raíz de la sentencia de la Unión Europea que insta al Gobierno de España a dar una solución a las miles de personas que están en esta situación. La sentencia ha dado pie a que el colectivo de interinos se organice y se esté movilizando para lograr una suerte de ley de punto final que permita consolidar su puesto.

Lo interinos de la Comunitat Valenciana protestan para reclamar soluciones al Gobierno Germán Caballero

De hecho, el Ministerio de Política Territorial en manos de Miguel Iceta ya ha anunciado oposiciones masivas y reformas legales para facilitar este proceso y evitar sanciones de Europa. Sin embargo, no hay una propuesta concreta de cómo se va a facilitar esta conversión y, mientras tanto, la conselleria que dirige Bravo sigue con su hoja de ruta que se ciñe a la normativa actual. Los sindicatos han pedido parar los procesos de estabilización.

Compartir el artículo

stats