La Comissió per un Finançament Just, la que organizó la manifestación en València en noviembre de 2017, se ha reunido esta mañana para acordar las próximas acciones para exigir al Gobierno de España la necesidad de avanzar en la reforma del sistema de financiación y paliar la "injusta" situación económica del territorio valenciano, "agravada ahora más por la reciente crisis sanitaria y social de la covid-19", señala en un comunicado.

Las acciones pasan por pedir una reunión con la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para el día 15 de junio, cuando la plataforma realizará una simbólica concentración a las puertas del Congreso de los Diputados con los parlamentarios valencianos. Quiere visibilizar así la urgencia de iniciar las negociaciones para el cambio del modelo de financiación antes de que finalice el año.

La medida va en la línea de la propuesta aprobada el pasado mes de abril en el Congreso solo con los votos en contra de Vox y la abstención del PP. Esa proposición no de ley presentada por Compromís y pactada con PSOE y Unidas Podemos insta al Gobierno a presentar una propuesta de nuevo modelo de financiación antes de que acabe el año.

La comisión explica que el acto en Madrid no será multitudinario por seguridad sanitaria. La plataforma ha acordado invitar sólo a una personalidad representativa de la sociedad civil valenciana, quien será la encargada de leer el manifiesto “Por una Financiación Justa” a las puertas del Congreso.

A la reunión ha asistido Eva Blasco, presidenta de la patronal CEV en València; Ismael Sáez, secretario general de UGT-PV; Juan Cruz, secretario general de CCOO-PV, y los representates de los partidos políticos José Muñoz (PSPV), Àgueda Micó (Compromís), Carles Fons (Podem), Luís Enrique Poveda (EUPV) y Tony Woodward (Ciudadanos). El PP se desmarcó de la comisión antes de la manifestación de 2017.