Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos del centro de Benidorm denuncian insalubridad y okupas en un edificio vacío

El inmueble, ubicado en unas de las calles peatonales más transitadas, lleva una década sin uso al no tener cédula de habitabilidad - Una sentencia obliga a los propietarios a arreglar el bloque pero no se ha ejecutado

Vecinos del centro de Benidorm denuncian insalubridad y okupas en un edificio vacío

La calle Alameda de Benidorm es una de las más céntricas de la ciudad, ubicada en la zona peatonal que sube al Castell. En una de sus esquinas sobresale un edificio que llama la atención por su estilo diferente en el que la madera y los elementos modernistas sobresalen. Pero también hace que se gire la vista el estado de deterioro que tiene el mismo. Una situación que ha hecho que los vecinos de alrededor se hayan movilizado para intentar encontrar una solución que arregle o derribe este inmueble y evitar así los problemas de insalubridad o incluso «okupas» a los que se enfrentan desde hace tiempo.

Y es que lleva vacío desde que se construyó y nunca ha tenido uso más allá de algún negocio en su local inferior que no ha estado mucho tiempo por no poder conseguir la licencia de apertura. Tras las obras de construcción, el inmueble nunca logró que el Ayuntamiento le diera la licencia de ocupación por el exceso de edificabilidad y las infracciones urbanísticas. Entre ellas, según las fuentes consultadas, el edificio debería modificar los cerramientos de los balcones (uno de los detalles que más llama la atención), arreglar la escalera y, lo más importante: la medianera que no cumple las medidas adecuadas. Según las fuentes consultadas, este hecho fue el que denunció uno de los vecinos.

Así que nunca ha tenido uso mientas el paso del tiempo va deteriorándolo. La madera que cubre parte de los balcones está estropeada, el resto de estos elementos también y aquellos detalles que lo diferenciaban pierden color. Este edificio, conocido como «Francés», lleva de cabeza a los vecinos que llevan meses esperando una solución a los problemas que se encuentran cada día. Según los residentes de alrededor, han detectado cómo «varias personas han intentado entrar en el edificio con la posible intención de ocuparlo»; pero además, «las ventanas de los pisos superiores están abiertas» y eso está generando «ruidos y molestias» a la que se une que las palomas han hecho del edificio su hogar «con los problemas de insalubridad que eso genera» y que preocupa a los vecinos que viven a escasos metros. Porque no solo el edificio tiene una fachada en la calle Alameda, una de las más transitadas y turísticas, sino que también ocupa una parte de la plaza de la Constitución, donde también hay gran afluencia de personas y se ubican muchos locales hosteleros de la ciudad.

Petición de los vecinos

Los vecinos ya mandaron un escrito a finales del pasado año al Ayuntamiento para pedir una solución a la administración local ya que los propietarios actuales no han actuado sobre el inmueble a pesar de tener sentencias que les «obligan a ello», indicaron los vecinos. De hecho, en su escrito piden al consistorio que «exija a la propiedad la ejecución de las sentencias que ordenan el derribo o reparar las infracciones urbanísticas» que acumula el inmueble desde hace más de 10 años. Además piden que, si la propiedad no las ejecuta, «que «sea el Ayuntamiento quien proceda al derribo con carácter subsidiario»; es decir, que lo ejecute y luego repercuta el coste en esos propietarios. Y pedían más: si la propiedad no se hace cargo del edificio, que «se inicie el expediente de expropiación para dar uso público» al mismo. Pero la situación sigue igual y los residentes de alrededor empiezan a estar desesperados, por lo que no cesarán en su empeño de encontrar una solución.

Por su parte, la concejala de Urbanismo, Lourdes Caselles, explicó a este diario que «la única solución» para lograr esa licencia de ocupación es que se acabe con «ese exceso de edificabilidad» arreglando los elementos que no cumplen con la normativa, como los balcones. «El Ayuntamiento tiene las puertas abiertas para intentar solucionar la situación» de este inmueble que «está en un sitio emblemático de la ciudad y afecta a la escena urbana e imagen de la zona», añadió. Pero está en manos de los propietarios dar el siguiente paso y cumplir con lo que especificó un juzgado.

Con todo, Ciudadanos (Cs) trasladó este mes al gobierno local la necesidad de dar solución a esta situación. «Benidorm da muy mala imagen teniendo diez años abandonado un edificio en un lugar tan transitado y turístico, por eso consideramos que el Ayuntamiento debe mover ficha para que esto no se perpetúe diez años más», explicó el portavoz de Cs, Juan Balastegui.

Zona emblemática: Abandonado en pleno casco urbano

El «Edificio Francés», como se conoce en la ciudad y reza un letrero sobre la puerta de entrada, está ubicado en la calle Alameda de Benidorm en la esquina con la plaza Constitución, una de las zonas más emblemáticas y transitadas de la ciudad. Desde hace más de 10 años, su apariencia ha ido deteriorándose y el estado de abandono al no poder habitarlo ha hecho que se convierta en uno de los edificios «fantasma» de la ciudad. Su estilo «modernista» es prácticamente único en la ciudad con detalles que recuerdan a otros conocidos inmuebles de este estilo en otras ciudades de España. Toda una pérdida si no se arregla en el futuro.

Compartir el artículo

stats