Las unidades de cuidados intensivos de los hospitales valencianos tenían ayer 29 enfermos críticos ingresados (tres menos que el lunes). Desde el jueves, 13 de agosto, hace más de nueve meses, las UCI valencianas no tenían este nivel de ocupación tan bajo, lo que evidencia la estabilidad de la pandemia gracias a la efectividad de la vacunación, que ya es mayoritaria entre la población más mayor. A finales de enero eran 670 los pacientes en las UCI.

Las unidades de críticos de Castelló tienen dos pacientes, mientras que en Alicante son siete los enfermos más graves y en las UCI de València todavía permanecen 20 pacientes que siguen luchando por sus vidas. Según los datos actualizados ayer por la Conselleria de Sanidad, los hospitales tienen, actualmente, 114 personas ingresadas, una más que el lunes (65 en Valencia, 17 en Castelló, y 32 en Alicante). Los hospitales dieron 105 altas en 24 horas.

En estos momentos hay 1.456 casos activos, lo que supone un 0,36 % del total de positivos. Sanidad sumó ayer otros 120 casos, que son 21 menos que el lunes y 16 menos que el martes pasado, 18 de mayo. Los nuevos positivos evidencian que tras poco más de dos semanas desde que se acabara el estado de alarma la situación en la Comunitat Valenciana es de «estadio de consolidación» del riesgo bajo, en palabras del president Ximo Puig, que destacó ayer, tras un acto en Alicante, que la tasa de incidencia acumulada a 14 días llevara 10 semanas por debajo de 50. Ayer se situaba en 29,74 positivos, apenas 0,24 puntos más que el lunes.

La conselleria sumó otros 4 fallecimientos, por lo que el total de defunciones desde el inicio de la pandemia es 7.424. Sanidad asignó uno de los muertos a los últimos siete días, mientras que dos corresponden a febrero y el restante a enero.

La última actualización del Ministerio de Sanidad de la situación epidemiológica de las variantes de SARS-CoV-2 de importancia en la salud pública, correspondiente a la semana 19 del 10 al 16 de mayo, detecta que casi un 77 % de los casos en la Comunitat Valenciana son compatibles con la variante británica (B.1.1.7), mientras que un 2,4 % son compatibles con las variantes sudafricana (B.1.351) y brasileña (P1).

La cepa británica sigue siendo la predominante y está una situación de estabilidad, según el documento ministerial, cuyos datos convierten a la C. Valenciana con la de menor porcentaje en su presencia en toda España, con ese 76,9 por ciento. Por encima están Cataluña y Murcia con un 79,1% de extensión. La anterior semana, del 3 al 9 de mayo, la presencia de esta variante B.1.1.7 alcanzaba un 83,6 % de los casos, frente al 89 % entre el 26 de abril y el 2 de mayo. En cuanto a las variantes sudafricana y brasileña, en la Comunitat han rebajado su presencia desde el 8,4 % que alcanzó entre el 26 de abril y el 2 de mayo hasta el 2,4 % de la última semana con datos probables de estas variantes