Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Valencia tiene los accesos más cortos a hospitales desde las zonas despobladas

El tiempo baja a los 9,4 minutos, el menor de España, para ir a estudiar el bachillerato, según un informe del IVIE

Inmediaciones del Hospital de Llíria. fernando bustamante

La calidad de vida, además de por la alimentación, se mide en buena medida por el acceso más o menos cercano a servicios públicos esenciales como la sanidad y la educación. La Comunitat Valenciana, al menos en lo que respecta al ámbito español, sale bien parada del informe que ayer presentó la Fundación Ramón Areces y el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), donde analizan la distribución de la población y su acceso a los citados servicios públicos y a la oficinas privadas con datos de 2019. La gran conclusión es que la concentración de los residentes facilita acceder a dichas prestaciones, en detrimento de las zonas despobladas.

Buena parte de los municipios de la Comunitat Valenciana carece de centros de salud. El 74 % de los de Castelló está en esa situación. El 65 % de los de Valencia y el 60 % de los de Alicante, aunque, dado el tamaño de los mismos, los residentes afectados son relativamente pocos: el 10 % en las dos primeras provincias y el 7,2 % en la tercera. En total, son unos 450.000 ciudadanos. Aproximadamente, un 9,2 % de los 5 millones de habitantes que tiene la autonomía, aunque este porcentaje sube al 10,6 % en el caso de la población con más de 65 años.

No obstante, todos estos ciudadanos tienen relativamente cerca un centro de salud al que desplazarse para ser atendidos. En concreto, son 16,4 minutos en Valencia y 16,6 en Alicante. Ambas provincias ocupan la cuarta y la quinta posición del escalafón nacional, que encabeza, con 13,3, Guipuzcoa, seguida por Barcelona y Madrid. Nada que ver con los 48 minutos de Ávila. Ahora bien, tampoco hay que echar en saco roto un dato muy relevante. Y es que el 67,4 % de los municipios de Castelló (9,5 % de la población), pero solo el 16 % de los de Valencia (2,1 % de residentes) y el 15 % de los de Alicante (1,2 %) vive a una distancia superior a los 30 minutos de un centro hospitalario.

Educación

La otra gran cuestión que aborda el documento de la Fundación Ramón Areces y el IVIE es la accesibilidad a los servicios de educación no superior. En relación con este tema, 3.503 niños de entre 3 y 11 años viven en poblaciones -el 29 % del total- donde no hay centros de educación infantil. Los datos y porcentajes aumentan en el caso de la población de entre 12 a 15 años. 13.818 personas, el 6,5 % de la población de esta edad, tienen que desplazarse fuera de su lugar de residencia para estudiar la secundaria. El 66 % de los municipios carecen de este tipo de centros educativos. Este porcentaje aumenta en un punto cuando se analizan los datos sobre poblaciones que carecen de centros donde se imparte el bachillerato. Son 7.916 los jóvenes que tienen que desplazarse en este caso y alcanzan el 8 % de la población de entre 16 y 17 años.

En este último caso, los habitantes de la provincia de Valencia que deben desplazarse a otra localidad porque aquella en la que viven no pueden cursar el bachillerato son los que tardan menos tiempo en llegar a su destino de toda España con 9,4 minutos. Muy cerca, con 11, se encuentra la provincia de Alicante y, con 13,7, una décima por encima de la media nacional, aparece la de Castelló. Los citados nueve minutos de Valencia, por cierto, son los mismos que tarda una persona que vive en un pueblo sin oficina bancaria en llegar a otro para poder hacer gestiones en su entidad financiera. En este caso, los ciudadanos de Castelló son, tras Málaga y Las Palmas, los que precisan de más tiempo para ese desplazamento: en concreto, 14,7 minutos. Alicante se queda en 10,6, justo en la misma cifra de la media española.

Compartir el artículo

stats