Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El eje València-Sagunt alcanza niveles de saturación del 84 % en horas punta

Tres expertos reivindican la urgencia del túnel pasante para mejorar la movilidad

Obras de instalación del tercer 
hilo en la estación de 
Massalfassar del corredor 
mediterráneo.  M.A.Montesinos

Obras de instalación del tercer hilo en la estación de Massalfassar del corredor mediterráneo. M.A.Montesinos

El eje València-Sagunt del corredor mediterráneo alcanza niveles de saturación del 84 % en las horas punta de tráfico ferroviario. Una congestión que obliga «cada día a 20 trenes de Cercanías a aumentar el recorrido y a otros siete mercancías pararse [en vías de apartadero] para dejar paso a los trenes de larga distancia», desveló ayer el comisionado del Gobierno para el corredor mediterráneo, Josep Vicent Boira.

Boira, Obrer, López y Enguix, en el debate en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. CICCP

Según estos datos, recopilados en 2019 por la oficina del comisionado antes de la pandemia, en las franjas horarias de 12 a 15 horas y de 18 a 21 horas el tramo València-Sagunt alcanza el 84 % de saturación del tramo lo que ralentiza a los 41 trenes de Cercanías que circulan en este sentido al día, los 26 de media y larga distancia y los siete de mercancías.

Por el contrario, entre Sagunt y València la congestión solo se registra en la franja horaria de 15 a 18 horas en un tramo en el que circulan 42 trenes de Cercanías al día, 8 mercancías y 25 convoyes de media y larga distancia.

La oficina del Comisionado del Gobierno para el corredor mediterráneo considera que en 2025 la saturación del tramo València-Sagunt alcanzará entre el 84 % y el 89 % de saturación desde las 6 de la mañana hasta las 20 horas, si no se construye la nueva doble plataforma en ancho europeo, prevista desde el Pacto de Murcia de 2001 y que nunca ha llegado a ejecutarse. En la pasada década se llegaron a licitar algunos tramos pero la crisis se llevó por delante todas estas previsiones.

Doble plataforma

De ahí que Boira reivindicara la necesidad urgente de construir tanto el túnel pasante para la alta velocidad y las Cercanías por el centro de València y la nueva doble plataforma que una València y Castelló. Ambos proyectos forman parte del corredor mediterráneo y las propuestas del nuevo diseño que planteará el Ministerio de Transportes (los anteriores proyectos caducaron en la pasada década al no iniciarse) se conocerán a partir de septiembre.

Estas cifras y reivindicaciones se conocieron en la jornada «Túnel Pasante de la Ciudad de València. Desde 1930 hasta hoy», organizada por el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (CICCP) en la Comunidad Valenciana. Su decano, Federico Bonet, reivindicó que el debate del túnel pasante «se hace tan eterno como necesario».

Tras la intervención de Josep Vicent Boira se celebró un coloquio, moderado por el periodista Salvador Enguix, que contó con la participación de Roser Obrer Marco, directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad Sostenible de la Generalitat; y Ruth López Montesinos, jefa del servicio de Mobilitat Sostenible del Ajuntament de València. Obrer Marco consideró el túnel pasante un «revulsivo para la movilidad y el transporte público que nos permitirá ganar en agilidad» y que «supondrá una alternativa definitiva al coche y extenderá cómo ahora no conocemos el área metropolitana, acercándonos a Castelló y Alicante».

Para López Montesinos, «el túnel pasante determinará el futuro de la movilidad metropolitana de la ciudad de València» y recordó que «no podremos construir una urbe apta y segura si no somos capaces de liberar espacio ocupado por los vehículos a motor, que no será posible si no contamos con una red de cercanías muy competitiva en tiempos de viaje, que eliminen viajes en vehículo privado con origen o destino el área metropolitana de València».

Compartir el artículo

stats