A pesar de las dificultades derivadas de la pandemia de coronavirus, los campamentos y albergues juveniles volverán en los meses de verano bajo las nuevas medidas sanitarias contra la covid-19. Los responsables de las empresas organizadoras afirman que la temporada de verano se plantea muy optimista.

Los campamentos de verano regresan en un entorno seguro | FOTOS DE LA SERRANA

Ejemplo de ello es el Lewu Summer Camp Valencia, un campus de verano de inmersión lingüística con residencia en el propio centro educativo en Puçol, València. Su campus residencial está dirigido a niños y niñas de 7 a 17 años y el campus de día es desde los 3 a los 17 años.

La directora de Lewu, Cristina Costa, expresa que, desde el inicio de la pandemia, no han tenido ni un caso positivo por coronavirus en ninguno de sus tres campamentos. Esto se explica, según Costa, porque cumplen «el protocolo de seguridad a rajatabla». Actualmente, tienen altos niveles de ocupación en los meses de julio y agosto, dentro del margen permitido por la Conselleria.

Por otro lado, Víctor Antón, gerente del campamento-albergue juvenil La Serrana en Buñol relata que en el mes de julio el aforo está completo y en la práctica totalidad de agosto también. Antón detalla que el recinto, de 90.000 m2, se ubica en espacios muy abiertos. La mayoría de las actividades se realizan al aire libre, lo que minimiza el riesgo de contagio. Además, siempre se han regido por las medidas de seguridad para evitar la covid-19, como la desinfección de superficies, el control de temperatura o la ventilación de los espacios cerrados.

Nuevas restricciones

El Institut Valencià de la Joventut (IVAJ) ha actualizado las condiciones para este tipo de actividades, implementadas desde la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública. Estas corresponden al aforo, distancia de seguridad y grupos de convivencia en las actividades de ocio educativo, organizadas tanto por las administraciones como por las entidades o asociaciones juveniles de educación no formal.

Tanto en las instalaciones interiores como exteriores donde se realicen actividades no se podrá superar el 50 % de su aforo. Asimismo, la ocupación máxima permitida en las zonas comunes de los campamentos es del 50 %. En caso de albergues juveniles, puede ser de hasta el 75 % de su aforo total.

Por otro lado, el aforo recomendado para dormir en las tiendas de campaña de los campamentos es del 50 %. Víctor Antón apunta que en La Serrana siguen de manera estricta la normativa relativa al aforo, tanto en espacios abiertos como cerrados.

El IVAJ detalla que las actividades se podrán realizar en grupos de máximo 20 personas al aire libre y de 10 personas en interior, además de la persona monitora de cada grupo. Esta medida se aplica en albergues y campamentos. De igual modo, los grupos de convivencia estarán formados por conjuntos estables y definidos de niños y jóvenes, así como por sus monitores correspondientes. En este sentido, Cristina Costa explica que la distribución de los grupos de su campamento está muy delimitada.

Según las restricciones, las personas que forman parte del grupo de convivencia pueden socializar y jugar entre sí, «sin tener que mantener la distancia interpersonal de manera estricta». Asimismo, el uso de mascarilla es obligatorio a partir de los 6 años, igual que hasta ahora.

Esta normativa se aplica en escuelas de verano, albergues juveniles y campamentos, así como en todas las actividades enmarcadas dentro del ocio educativo y educación en el tiempo libre.