La mayoría de los municipios costeros de la Comunitat Valenciana apuesta por repetir las medidas anticovid que puso en marcha durante el primer año de pandemia y aumentar la vigilancia en las playas, apoyados con drones, con la idea de controlar los aforos. Por lo demás, la nueva normalidad podría llegar acompañada de un relajamiento de las restricciones si las cifras de contagios no se disparan.

El Puig vigilará los 4 kilómetros de litoral con un dron

Alboraia es el municipio de l’Horta que más pronto inicia la temporada de playas, ya que arrancó el 15 de mayo con un dispositivo de 22 socorristas y 4 patrones de embarcación. Los arenales contarán con el refuerzo habitual de la Policía Local, que incluye el dron Fènix1. También el Puig repetirá el plan del pasado año con el uso de un dron que controlará el aforo de los cuatro kilómetros de litoral, sobre todo los días de mayor afluencia. La nave está conectada con la central de la Policía Local que conocer en todo momento el aforo.

Meliana comenzará su servicio de playas en la segunda quincena de junio, con tres socorristas, uno más que en 2020, dada la afluencia de bañistas. El consistorio seguirá con el dispositivo de controlar la asistencia: una vez el parking está lleno se cierra el acceso y con eso la playa se queda con un aforo seguro. La Pobla de Farnals también comenzará su curso estival el 12 de junio, con media docena de socorristas. El consistorio mantiene su protocolo sanitario y ha mejorado la accesibilidad de baños y al mar.

Puçol será el municipio de l’Horta que más tarde inicie su campaña de playas, fijada para la festividad de Sant Joan. El consistorio sí ha comenzado la instalación de determinado mobiliario, como las pasarelas, que como sucedió el pasado año, estarán señalizadas para indicar la entrada y salida y evitar aglomeraciones y cumplir con las medidas covid. La principal novedad para este año es la programación de verano, con actividades de todo tipo en la playa, como actuaciones o cine. Todo estará supeditado a las normativas sanitarias que la Generalitat establezca en esas fechas.

Playa del faro de Cullera

Sin marcas en Cullera y mejor servicio adaptado en Sueca

Las playas de Cullera cuentan con servicio de salvamento y socorrismo aprovechando el puente del día 1 de mayo. Desde ese momento, todos los fines de semana un equipo de socorristas ha estado velando por la seguridad de los bañistas. A partir del día 1 de junio, este servicio se ampliará durante toda la temporada estival, los 7 días de la semana, con una ampliación de efectivos tanto del servicio de socorristas como el de las playas accesibles.

Para que ese ponga en marcha el servicio se ha establecido un plan total de desinfección durante toda la época estival con un control de limpieza servicio de socorrismo además de las advertencias a los usuarios de seguir con las normas establecidas por las autoridades sanitarias.

Al igual que en el verano 2020, Cullera no realizará marcas en la arena. Se realizará una separación de los accesos a la playa para que uno sea de entrada y otro de salida, se incrementará la desinfección tanto de pasarelas como de lavapiés tanto por las mañanas como por las tardes, al igual que se hizo el verano pasado, y se pondrá un servicio de agentes de información a los usuarios, que complementará a los controladores covid de la Generalitat. Se intenta repetir el plan de contingencia del verano pasado, el cual dio unos excelentes resultados.

Desde la Concejalía de Servicios Municipales del Ayuntamiento de Sueca, se iniciará la campaña de playas del 12 de junio hasta el 12 de septiembre en las mismas condiciones que el año pasado. Se pondrá en marcha el servicio de socorrismo y de playas adaptadas a través de Cruz Roja. Este año se intensificará el servicio de playas adaptadas mejorándolo y dotándolo de más personal y con unas instalaciones que mejor acondicionadas.

Este año se podrá utilizar también la aplicación de la plataforma web gracias a la cual cualquier ciudadano podrá consultar antes de desplazarse a alguna de las playas para saber el color de la bandera, la presencia de medusas o el aforo que presenta, que también estará controlado este año.

Más baños en Dénia y en Xàbia todavía ultiman el servicio

En la comarca de la Marina Alta los grandes municipios encaran la temporada de dos formas diferentes. Por un lado en Calp, los servicios de vigilancia de las playas están activos hasta final de mayo únicamente los fines de semana y a partir del 1 de junio comenzará el servicio diario.

En Dénia, será a partir del 5 de junio cuando comience el despliegue de los socorristas de la Cruz Roja, que en julio y agosto será completo y finalizará el 26 de septiembre. Durante junio y septiembre los vigilantes estarán en las playas del municipio de 11 a 19 horas, y julio y agosto el horario será de 11.30 a 20.00 horas. Mientras que en Xàbia, el Consistorio está en fase de contratación del servicio.

Una de las novedades que presentan las playas de Dénia esta temporada, será que se instalarán 12 baños portátiles para los turistas y visitantes, seis de ellos estarán junto a los chiringuitos (de los cuales dos están abiertos ya, y otros cuatro, abrirán a lo largo del próximo mes) y los seis WC portátiles se situarán junto a los puntos de playa accesible.

Por su parte, en Xàbia, los servicios de temporada -hamacas, sombrillas y chiringuitos- aún no están abiertos, pero desde el consistorio prevén que para el 15 de junio puedan estar ya en funcionamiento.

Sagunt, más pronto que nunca pero con la grava molesta

La puesta a punto de las playas no evita el «escalón» de grava acumulada en la costa norte de Sagunt, que sigue pendiente de la acción de Costas. En el Camp de Morvedre, la temporada de playas tiene una doble cara. Los consistorios de Sagunt y Canet d’ En Berenguer han trabajado duro en los últimos días en labores de limpieza, colocación de lavapiés, pasarelas y balizamiento. Sagunt incluso abrirá sus postas de socorrismo más pronto que nunca y este fin de semana ya las tendrá vigiladas. No obstante, en el consistorio hay gran preocupación por las toneladas de grava que dejaron los últimos temporales en las playas del norte del término municipal, formando enormes montañas de piedra a varios niveles que complican en gran manera el acceso hasta el mar.

Mientras sigue pendiente de confirmar si Costas retirará esas toneladas de piedra antes de junio «por cuestiones de seguridad», el ayuntamiento tiene todo preparado para que el servicio de socorrismo empiece a funcionar este fin de semana, con idea de incorporar de nuevo drones de vigilancia e incluso de control de aforos cuando empiece a aumentar la afluencia.

El primer mes y en septiembre, funcionará de 10 a 20 horas, mientras que en julio y agosto se prolongará una hora más, hasta las 21 horas. Los usuarios del punto accesible podrán usarlo a partir de la segunda quincena de junio, hasta finales de septiembre, unos 15 días más de lo habitual hasta ahora.

En Canet d’ En Berenguer, la previsión municipal es volver a parcelar la playa, como el año pasado, para así garantizar la distancia de seguridad. Incluso se volverá a dejar una franja de 10 metros desde la orilla para que se pueda pasear sin chocarse con nadie. El servicio de socorristas comenzará día 4 de junio, con horario de 11 a 18 horas hasta el 16 de junio y, posteriormente, de 10 a 20 horas hasta el 13 de septiembre, fecha en que volverá a activarse el horario de «temporada baja» hasta el 30 de septiembre. Durante el resto de temporada, el servicio se ampliará de las 10.00 horas a las 20.00 horas, es decir del 17 de junio al 12 de septiembre.

Para la apertura de la playa se han hecho trabajos previos que han incluido la «eliminación del talud de piedra que se había formado en la zona norte, además de la retirada de la grava».

INFORMACIÓN ELABORADA POR: Alfredo Castelló, Joan Gimeno, Carlos López y Mónica Arribas

Aumentan los horarios de vigilancia en València y no habrá zonas acotadas

La temporada de playas en la ciudad de València, cuyo inicio está previsto para el 1 de junio, se afronta con una normalidad casi absoluta, con ampliación de los horarios de vigilancia y un dispositivo policial que, a día de hoy, no contempla una vigilancia de aforos ni medidas especiales de separación interpersonal más allá de las designadas en cada momento para los grupos en general. Como ya sucedió el pasado año, la temporada de baño estival en las playas de València se iniciará el próximo 1 de junio y finalizará el 15 de septiembre. La única excepción será la playa de la Devesa, cuya temporada se acorta del 1 de julio al 31 de agosto. Según la Concejalía de Playas, el horario del servicio de salvamento y socorrismo en los arenales del norte será de 10:00 a 20:00 horas. Además, también habrá un servicio mínimo de vigilancia de 9:00 a 10:00 horas. En las playas del sur el horario será de 10:30 a 19:00 horas con servicio mínimo de vigilancia de 10:00 a 10:30 horas y de 19:00 a 19:30 horas. En la playa de la Devesa el horario será de 11:00 a 18:00 horas. De la vigilancia y el socorrismo se encargará la Cruz Roja, que ha renovado el contrato municipal. Y de la seguridad se encargará básicamente la Policía Local, que ya ha presentado un dispositivo especial compuesto por 56 agentes a pie, a caballo, con quads e incluso con la unidad de drones. Una de las misiones será que se cumplan las medidas de seguridad anticovid, como el uso de la mascarilla o los límites de grupos en vigor, pero el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, ha advertido de que en València, con siete playas y 20 kilómetros de litoral, no se posible controlar aforos, entre otras cosas porque es difícil que se superen los mínimos establecidos. Tampoco se han dispuesto, por el momento, la acotación de espacios para garantizar la distancia interpersonal, pues la anchura de las playas permite esa separación sin problemas. En líneas generales, hay una fe plena en las vacunas y la evolución de los datos de personas contagiadas. Informa: J. P.