Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La natalidad valenciana se desploma en el primer año después del confinamiento

Enero alcanza 1.898 nacimientos frente a los 2.646 del ejercicio anterior

Un bebé recién nacido

Un bebé recién nacido

Miles de parejas que en condiciones normales habrían decidido tener hijos se lo pensaron mejor durante los meses de confinamiento y un año después de las primeras medidas restrictivas ante el avance de la covid, la natalidad en la Comunitat Valenciana se ha desplomado.

La incertidumbre social, económica e incluso psicológica que se abrió después del 15 de marzo de 2020, cuando se decretó el confinamiento domiciliario de la sociedad española, una medida no vista hasta entonces, ha dejado una honda huella en las cifras de natalidad que la Comunitat Valenciana ha registrado.

Pero el impacto está siendo aún más visible en el primer cuatrimestre de este año, es decir a partir de los nueve meses tras el estallido de la pandemia.

Cuando aún no han concluido todas las restricciones que se han impuesto estos meses y cuando aún se mantiene vigente un toque de queda en la Comunitat Valenciana a partir de la una de la madrugada, las cifras de nacimientos de que dispone la Conselleria de Sanidad de los primeros cuatro meses de este año reflejan un descenso muy importante respecto a ejercicios anteriores.

Según la dirección general de Asistencia Sanitaria, en el mes de noviembre del año pasado, los registros de nacimientos ya fueron los más bajos del último trienio. Los datos figuran en una respuesta parlamentaria del departamento que dirige Ana Barceló solicitados por la diputada de Compromís en las Corts Papi Robles.

Las cifras van en aumento

Pero en diciembre de ese mismo año (a partir ya de los nueve meses después del confinamiento) la natalidad se desplomó. Si lo habitual en años anteriores era que se produjeran en torno a los 2.500 nacimientos, en ese mes apenas se alcanzaron 1.981, un 20 por ciento menos. En enero de 2021, los registros han seguido cayendo, incluso de un modo más llamativo. Se han producido 1.898 nacimientos cuando en el año anterior se alcanzó la cifra de 2.646, por lo que caída es de un 30 %.

También el mes de febrero de 2021 ha registrado datos peores que los de años anteriores y la misma tendencia se ha visto en los datos del mes de marzo, y en el de abril de 2021. La Conselleria de Sanidad recoge los registros de los nacimientos en hospitales públicos y en el pasado mes de abril la cifra fue la más baja de todos los datos, al menos desde 2018.

Más que la media española

Aunque será el INE el que tendrá que estudiar los datos y compararlos, lo cierto es que los porcentajes de caída de natalidad en la Comunitat Valenciana están siendo en principio superiores a los que se registran en España, donde se señalan cifras de caídas del 20 %. El descenso a raíz de la pandemia también se ha observado en numerosos países europeos, especialmente en los que en mayor medida se han visto afectados por la crisis sanitaria.

Así pues el descenso de la natalidad es ya una de las consecuencias más palpables de la crisis del coronavirus al menos en el primer año posterior.

A las dificultades de los más jóvenes para encauzar sus proyectos de vida se ha unido la incertidumbre sobre todo económica que genera la pandemia. Y el problema, según los expertos, es que se añade a otro ya existente con anterioridad como era el hecho de que las cifras de natalidad ya eran muy bajas, no solo en la Comunitat Valenciana, sino en toda España. De hecho, los nacimientos en 2019, el año anterior al estallido de la crisis, ya eran los más pobres que el INE recoge.

Además, están por ver aún los impactos que pueden tener en la tasa de natalidad las olas posteriores a la primera y se da el caso de que la tercera fue especialmente dura en la Comunitat Valenciana, con días del pasado mes de febrero en los se llegaron a contabilizar más de cien muertes al día y 10.000 nuevos contagiados.

El proceso de vacunación ha abierto una vía de salida de la crisis, pero queda por medir el impacto económico y si la salida se produce de forma rápida o no, aunque los indicadores sitúan a la Comunitat valenciana en el primero de los escenarios.

Compartir el artículo

stats