Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ‘viaje’ de los exámenes de selectividad

Las Pruebas de Acceso a la Universidad empiezan mañana pero, antes, se desarrolla un complejo proceso medido y protocolizado para garantizar la confidencialidad de las preguntas y que no haya contratiempos durante los tres días

El ‘viaje’ de los exámenes de selectividad | LEVANTE-EMV

El ‘viaje’ de los exámenes de selectividad | LEVANTE-EMV

Los exámenes de la selectividad estarán mañana encima de la mesa y, si todo va según lo previsto, a las 9:30 horas se descubrirá el contenido de la primera prueba, la Historia de España, común a todos los estudiantes. Con la cuenta atrás ya en marcha, la maquinaria se ha puesto a rodar para que todo esté a punto una vez las y los aspirantes ya se hayan sentado en las mesas de los campus de las cinco universidades valencianas que acogen las pruebas, durante tres días: mañana, el miércoles y el jueves.

El ‘viaje’ de los exámenes de selectividad

Para ello, antes han tenido que imprimirse un total de 240.000 exámenes de 24 asignaturas —pues una parte varía dependiendo la modalidad—, lo que se hace en una imprenta en la que en todo momento se garantiza la confidencialidad «de todos los enunciados y criterios de corrección». Siguiendo este proceso el coordinador de las pruebas, Toni Gil, está una semana de 7:30 a 20:00 horas comprobando las impresiones.

Como detalla la Conselleria de Universidades, se requieren también 4.000 sobres para guardar los exámenes y los criterios de corrección. Así, dos semanas antes del inicio de las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), los exámenes —que antes se han maquetado desde un ordenador sin conexión a internet, después de que los especialistas hagan llegar las propuestas—, se imprimen, se cortan, se doblan, se ensobran y se ponen en cajas, pues posteriormente se distribuirán a las universidades.

En total, para la selectividad de 2021 se han preparado 165 cajas, una por cada uno de los 55 tribunales que se han formado y estas y los sobres con las pruebas de cada materia, se cierran con etiquetas. Una vez ya están todas las impresiones y los paquetes listos, se transportan a dependencias de la Generalitat, donde quedan bajo «alarma y paño de seguridad» y con la puerta precintada. De este lugar, según detallan las fuentes consultadas a Levante-EMV, solo tiene las llaves una persona.

La semana pasada, el jueves 3 de junio, las cajas de los exámenes y los criterios se repartieron entre las cinco universidades públicas valencianas responsables de las pruebas, donde ya permanecen también bajo estrictas medidas de seguridad y vigilancia hasta el inicio de los exámenes. En concreto, la Universidad de Alicante, donde se examinan 4.234 alumnos, tiene 11 tribunales y 33 cajas; la Jaume I de Castelló, seis tribunales y 18 cajas para 2.779 estudiantes; y la Miguel Hernández de Elx, 11 tribunales que recibirán las copias en 33 cajas para 4.338 estudiantes.

En cuanto a las universidades que más volumen de aspirantes acogen, están la Universitat de València, donde se examinan 6.965 alumnos, y los 15 tribunales recibirán el material en 45 cajas; y la Universitat Politècnica de València, con 6.241 estudiantes, supervisados por 12 tribunales y con los exámenes en 36 cajas.

Un secreto hasta el mismo día

Las cajas que reciben las universidades están diferenciadas por tribunal y día, y «se custodian con máxima seguridad, sin abrirlas hasta el día de las pruebas», asegura la conselleria. «En el momento de cada prueba se abre el sobre precintado con el contenido del examen correspondiente y se entrega a los estudiantes en el aula», indican. Es por eso que ni los propios correctores y miembros de los tribunales tampoco conocen las preguntas hasta ese momento, a la vez que los estudiantes.

Cabe recordar que el contenido de los exámenes lo fijan los especialistas de cada materia —generalmente cuatro o cinco profesores universitarios expertos en el área— y le pasan al coordinador de las pruebas cuatro propuestas de examen, por si hubiera alguna incidencia con la primera que se abre.

Las PAU se celebrarán desde mañana hasta el jueves, con un protocolo anticovid que incluye drones en algunos puntos para controlar las aglomeraciones. Se presentan un total de 24.557 estudiantes en la Comunitat Valenciana, por lo que son las pruebas más multitudinarias de los últimos 11 años y las segundas marcadas por la pandemia.

Los exámenes permanecen una semana en dependencias de la Generalitat, donde se garantiza su confidencialidad. Luego, en los campus.

Compartir el artículo

stats