"Todavía no me lo puedo creer, no me lo esperaba". Dice Licia Verde (Venecia, 1971), astrofísica y profesora del ICREA de Física y Astronomía en la Universitat de Barcelona, que ha sido la científica premiada en los 33 Premios Rei Jaume I proclamados esta mañana en la disciplina de Investigación Básica. Para ella, "es muy positivo que se premie la investigación básica que no tiene aplicaciones directas con lo que es la vida de cada día". En este sentido, añade "es todavía más impactante que se reconozca el valor de estudios tan teóricos".

La científica añade que "muchas veces los conocimientos tan teóricos se quedan dentro de los que los estudiamos, por eso que esto se entienda y se difunda fuera del campo significa mucho" pues, dice, "sin ciencia básica no hay ciencia aplicada".

Verde realiza estudios sobre la evolución, la composición y la estructura del universo. Las preguntas que se hace van en la línia de: ¿cómo empezó el universo? ¿Cómo ha evolucionado hasta cómo lo conocemos hoy? "Podemos entender las leyes básicas de la física mirando al cielo, las energías que se generan en el universo no podemos reproducirlas en la tierra, es otro concepto diferente que quien estudia la física terrestre", detalla.

Por último, Verde ha apuntado a este diario que "espera poder venir en otoño a recoger el premio cuando casi toda la sociedad este vacunada" al tiempo que ha agradecido a toda la sociedad y los médicos en el transcurso de la pandemia. "Hemos hecho un esfuerzo coletivo, queda el último empujón"; ha detallado la premiada.