El Hospital La Salud de València ha implantado una "novedosa técnica" para tratar la depresión resistente mediante pulsos electromagnéticos, según ha informado el centro sanitario en un comunicado. Así, ha indicado que la Unidad de Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) de su Servicio de Psiquiatría dispone de dos equipos aprobados por la FDA y la CE para realizarla. El nuevo tratamiento es una técnica de neuromodulación cerebral no invasiva que estimula la corteza cerebral a través de campos magnéticos con el objetivo de mejorar los síntomas de la depresión y otros trastornos mentales, ha precisado La Salud.

Igualmente, ha resaltado que en Estados Unidos y otros países europeos esta técnica, que usa "un gran número de profesionales", ha sido incluida como un tratamiento más en la práctica clínica diaria "por las elevadas tasas de respuesta y remisión y los escasos efectos secundarios que presenta".

El Hospital La Salud es el único centro hospitalario en el arco mediterráneo que dispone de varios dispositivos de última generación en una Unidad de Psiquiatría para ofrecer los protocolos más avanzados de Estimulación Magnética Transcraneal, ha destacado el centro.

Con esta técnica se emiten impulsos magnéticos repetitivos en sesiones de 3 a 9 minutos diarios durante unas seis semanas. El jefe del Servicio de Psiquiatría del Hospital La Salud, el doctor Andrés Roig, ha insistido en que esta estimulación "no es invasiva" y ha señalado que "es muy breve e indolora".

"El paciente se sienta en un sillón durante unos pocos minutos con un gorro en el que previamente habremos marcado la zona que hay que estimular y posteriormente puede continuar con su rutina diaria normal. Para que la terapia tenga éxito el tratamiento debe tener una duración de alrededor de mes y medio", ha agregado Roig. Ha apuntado que una vez terminado, en función del caso pueden realizarse sesiones de mantenimiento con una periodicidad quincenal o mensual.

Más específica

Los protocolos y las zonas de estimulación varían en función del paciente y el trastorno a tratar, ha agregado el hospital. Así, ha comentado que a diferencia de otros tratamientos, la EMT "estimula de forma específica y con alta precisión únicamente el neurocircuito afecto en la patología a tratar", lo cual "reduce significativamente los efectos secundarios que se presentan con el resto de tratamientos, haciéndola segura, efectiva y precisa".

La Unidad de Estimulación Magnética Transcraneal está constituida por tres psiquiatras --Andrés Roig, Carmen Iranzo y Alejandro Fuertes--, y un psicólogo --Tony Crespo--. Todos ellos cuentan "con amplia experiencia y formación en el campo de la neuromodulación cerebral no invasiva", ha detallado La Salud.

El doctor Alejandro Fuertes, que recientemente ha estado trabajando en el Massachusetts General Hospital de Boston en colaboración con la Universidad de Harvard, ha afirmado que existen otras indicaciones para la EMT además de la depresión resistente a tratamiento.

"La EMT ha sido aprobada también para el tratamiento del TOC y las adicciones, pero esto es solo el principio ya que se están realizando múltiples estudios en diferentes patologías. Si somos capaces de identificar los neurocircuitos afectos podremos inducir un cambio en su funcionamiento para paliar los síntomas", ha señalado.