El 89 % de las enfermeras y enfermeros de la Comunitat Valenciana asegura no tener tiempo para prestar "la atención sanitaria y los cuidados más adecuados" a sus pacientes durante la pandemia de covid-19, lo que se relaciona con que la inmensa mayoría de estos profesionales (el 88 %) piensa que ha habido personal insuficiente en los hospitales y centros de salud del territorio valenciano durante este año y tres meses, seis puntos más que antes de que estallara la crisis sanitaria. Esos datos se desprenden de una macroencuesta del Sindicato de Enfermería (SATSE) en la Comunidad Valenciana que compara la atención que daban antes de la pandemia y ahora.

En concreto, el 86 % del colectivo de la enfermería señala que "no ha existido el personal suficiente" en la Comunitat en la pandemia, cinco puntos porcentuales más que lo que aseguraron en la misma encuesta del año pasado. Asimismo, siete de cada diez enfermeras y enfermeros dicen que, al acabar su turno de trabajo, les quedan pendientes labores que prestar, once puntos porcentuales más que en la macroencuesta anterior. Mientras, el 62 % enfermeras y enfermeros hace horas extra gratis, "sin compensación alguna", han indicado desde el SATSE.

El SATSE también ha concluido, a través de la encuesta, que "el compromiso y entrega de las enfermeras y enfermeros con sus pacientes y sus propios compañeros y compañeras es incuestionable". Destacan el hecho de que prolonguen su turno trabajo para realizar labores pendientes sin cobrar horas extra, ya que ahora los que afirman realizar esas tareas se han elevado siete puntos respecto a la época anterior a la pandemia.

"La excesiva movilidad de las enfermeras y enfermeros en los centros sanitarios, confirmada nuevamente a través de este estudio, es un problema denunciado de manera constante por el Sindicato de Enfermería", han dicho desde el SATSE. Han subrayado además que durante los últimos meses "se ha agudizado esta práctica", que incide en "los altos niveles de estrés de los profesionales".

Así, este sindicato reclama a la Generalitat Valenciana que "cumpla con los compromisos adquiridos en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica" de España, con actuaciones como el refuerzo de las plantillas de enfermería de la Conselleria hasta llegar a situarse "en la media" de los países del entorno y evite "la emigración forzosa de estos profesionales al ofrecerles unas condiciones laborales estable y dignas".

Hace unas semanas, otras encuestas del SATSE ya revelaron que seis de cada diez enfermeras y enfermeros valencianos se sienten quemados laboralmente tras la pandemia y con más problemas de ansiedad, estrés, trastornos del sueño y problemas de índole sexual.