La inversión del Gobierno central en la Comunitat Valenciana ha descendido un 29% en el primer cuatrimestre de 2021 respecto al mismo periodo de 2020, según el informe mensual que publica la Cámara de Contratistas de la Comunitat Valenciana (CCCV).

Si en los primeros cuatro meses de 2020 el Gobierno central movilizó 86,6 millones en la Comunitat Valenciana, en 2020 la inversión se ha reducido hasta los 60,8 millones.

Una caída que no se debe a un descenso generalizado ya que, como recuerda el gerente de la Cámara de Contratistas, Manuel Miñes, «la licitación de la Administración General del Estado a nivel nacional en este primer cuatrimestre de 2021 se incrementa un 159,9 % frente a la caída del -29,77 % en la Comunitat Valenciana. Una situación que se repite desde hace tres años».

Los datos que recopila la CCCV demuestran la irrelevancia de la Comunitat Valenciana en el conjunto de las inversiones estatales. «Las ratios son insultantes», apunta Manuel Miñes. «Nuestra participación en 2019 en el total estatal de las inversiones era del 6,57 % y en el año 2020 del 6,52 %, siempre muy por debajo del peso poblacional» de la C. Valenciana que supone el 10% de toda España. Una ratio que no ha mejorado en los primeros meses de este año. «En el primer cuatrimestre de 2021 iniciamos el año con el increíble 2,85% de inversiones estatales en la Comunitat Valenciana respecto al volumen movilizado a nivel estatal: un total de 60,8 millones licitados para actuaciones en tierras valencianas frente a los 2.136 millones movilizados en toda España» por los ministerios más inversores.

La proporción no mejora si se fija el foco en el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana que ha destinado a la Comunitat Valenciana en lo que va de año el 3,4 % de su presupuesto que no ha incluido ni un euro para carreteras y apenas el 3,9 % por parte de la empresa Adif (Administrador de infraestructuras ferroviarias) para el «tan necesario y verbalizado corredor mediterráneo».

La inversión autonómica también ha descendido ligeramente de los 88,7 millones del primer cuatrimestre de 2020 a los 85,7 millones que han salido a concurso a lo largo de 2021. Los ayuntamientos y diputaciones siguen siendo los motores de la licitación al movilizar 192,6 millones, un 61,4 % más que los 119,3 licitados en 2020.