El Sindicato de Enfermería (SATSE) en la Comunitat Valenciana afirma que los profesionales del sector hacen entre "1.000 y 1.500 horas extra al día para acelerar la vacunación" contra la covid-19, y culpan de ello a que la Conselleria de Sanidad bloquea "la contratación de las enfermeras inscritas" en la bolsa de trabajo "con el objetivo de tenerlas disponibles a partir del 1 de julio de cara a las sustituciones estivales". Desde el SATSE reprochan a la conselleria que podrían haber contratado a esas enfermeras antes, en junio, para así reforzar una vacunación que ahora, según el sindicato, recae en menos manos.

Según SATSE el problema se remonta al 1 de junio, cuando la bolsa de trabajo volvió a contar con enfermeras en sus listas "después de que Sanidad no renovara el contrato a 1.103 profesionales de las 3.506 que mantenía contratadas desde marzo de 2020". Pero la Conselleria, para el colectivo de trabajadores, ha cambiado la situación administrativa de las enfermeras inscritas en la bolsa "de 'disponible' a 'no disponible'". Afirman que eso "impide que sean contratadas por los Departamentos de Salud antes del 1 de julio".

En ese día, conselleria pretende contratarlas de nuevo para cubrir las vacaciones del personal ya en servicio. "En su lugar, la conselleria debería haber optado por continuar los contratos para reforzar a vacunación en junio y cubrir las vacaciones del personal de julio a septiembre", consideran. Según el SATSE, las horas extra comienzan a "pasar factura" y a minar las fuerzas de las enfermeras valencianas, que, indican, demuestran "enorme profesionalidad".

Por su parte, la Conselleria de Sanitat considera que la cantidad de vacunas que se ponen "son prácticamente las mismas" cada semana y que rondan alrededor de las 400.000 dosis, expresan fuentes del organismo a Levante-EMV. Por tanto, creen que "no es problema" que ahora le toque vacunarse al grupo de edad con más personas porque las dosis que entran en la Comunitat son similares a las semanas anteriores, y ello hace que hasta el momento los turnos se hayan podido cubrir "con el personal de conselleria". Además, defienden haber renovado cerca de 6.000 de los 9.000 contratos de refuerzo por covid-19 y que todavía no se ha presentado el plan de vacaciones, que determinará a qué sector va cada uno de los 100.500 profesionales que contratará la Generalitat para el total de sus áreas.