La Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) exigió ayer en una reunión de «urgencia» con representantes de la Conselleria de Vivienda, medidas «reales» para frenar los desahucios y reclamó la renovación de los alquileres sociales una vez finalicen ante la situación «tan grave de emergencia» por la que atraviesan muchas familias vulnerables.

Al respecto, el portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, José Luis González, en declaraciones a Europa Press, señaló que, tras los 1.553 desahucios que se han producido en el primer trimestre de 2021 en la Comunitat Valenciana y el comportamiento de la banca y los fondos buitre, «es necesario adoptar medidas reales». Así, el representante alertó de que las entidades financieras «no quieren renovar contratos de alquiler» a familias vulnerables y que «han llegado a ofrecer a algunas de ellas 1.700 euros por dejar las viviendas».

El encuentro con la conselleria se celebró en el marco del vencimiento de la protección de los desahucios datado para el próximo 9 de agosto, por lo que el colectivo solicitó reunirse con la administración para «analizar la situación» y que esta «escuchara a las personas afectadas». En este sentido, la PAH calificó «positivamente» la reunión tras «quedar claro que las familias vulnerables utilizarán la Unidad de Ayuda ante Desahucios de la Conselleria».