Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las playas de 53 municipios están en riesgo de desaparecer

La presión urbanística en la costa es la principal amenaza

Imagen de la playa de la Goleta, en Tavernes de la Valldigna, la semana pasada. | PERALES IBORRA

Imagen de la playa de la Goleta, en Tavernes de la Valldigna, la semana pasada. | PERALES IBORRA

Un total de 53 municipios de la costa valenciana, prácticamente la totalidad de los que cuentan con playas, están en riesgo de perder buena parte de la anchura de la zona de arena o, en algunos casos, su completa desaparición como consecuencia de los efectos del cambio climático, en un escenario que abarca desde la actualidad a 2045.

La desaparición de buena parte de las playas mediterráneas es una de las principales conclusiones que aparecen en los planes de ordenación del espacio marítimo (POEM) de las cinco demarcaciones marinas españolas, que están en proceso de audiencia e información pública tras el exhaustivo trabajo realizado por los técnicos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

El Plan de Ordenación del Espacio Marítimo «levantino-balear» (el nombre que usa Miteco para englobar Cataluña, Comunitat Valenciana, Islas Baleares y Murcia), ha recogido decenas de investigaciones.

Como se sabe, la principal consecuencia del cambio climático es la subida del nivel del mar. Así, según las proyecciones de variables marinas en la costa española se podrían dar subidas máximas de alrededor de 15-16 cm para mediados de siglo mientras que para finales de siglo la subida estaría en torno a los 43 cm en el escenario de estabilización de emisiones y se estima que podría alcanzar los 57 cm para el escenario pesimista.

El documento del ministerio señala que la pérdida de anchura de playas como consecuencia de la subida del nivel del mar cual «puede tener un efecto importante en aquellas playas de anchura muy restringida por edificaciones y otras limitaciones». Es decir, aquellos municipios con mayor presión en la costa urbanística son los más expuestos.

Entre las playas que podrían verse afectadas en el Mediterráneo español (excepto Andalucía), hay 771 pertenecientes a 167 municipio en los que el límite del suelo urbano se encuentra situado a distancia menor de 500 m de la línea de playa. «Sólo existen 11 municipios del total de municipios costeros de la demarcación que no se encontrarían afectados de esta forma», concluye de forma contundente el informe. 53 localidades valencianas, la práctica totalidad de las que tienen playa, están afectadas.

El informe del POEM señala que si se tiene en cuenta el impacto de la subida del nivel del mar a largo plazo, se puede esperar un claro retroceso generalizado en todas las playas, llevando en algunas de ellas a la desaparición total de tramos de playa. Aquellas que se encuentran a un radio de menos de 100 metros del suelo urbano son las más amenazadas.

Más consecuencias

Otra consecuencia del cambio climático será el incremento de las temperaturas del agua del mar de alrededor de 1,0-1,5 ⁰C para corto plazo y subidas alrededor de los 2,0 ⁰C en el escenario de estabilización y valores hasta los 3,5-4,0 ⁰C en el escenario de base a largo plazo. «Destaca la mayor subida en las Islas Baleares y litoral de Alicante», remarca el informe.

Otros efectos del cambio climático en tierra, tendrán consecuencias en el mar. Por ejemplo, la disminución de los sedimentos de los ríos ya ha producido regresión en la zona litoral entre Peníscola y el cabo de Sant Antoni.

También se señala que la erosividad como consecuencia del incremento de lluvias torrenciales «es mayor en la zona sur de Catalunya y la C. Valenciana».

Compartir el artículo

stats