El estadio Ciutat de València se ha convertido esta mañana en un aula para acoger a 5.400 aspirantes a las oposiciones de la Diputación de València.

Los opositores estaban citados a las 7.45 horas para entrar escalonadamente en el estadio. A su llegada, el personal de la corporación provincial les dio un soporte rígido, a modo de tabla, para apoyarse con el examen, ya que los aspirantes debían sentarse en las gradas del estadio.

La primera prueba de esta oposición libre de personal administrativo en la Diputación consistió de un ejercicio con 75 preguntas tipo test, cada una con tres posibles respuestas y solo una de ellas válida. Tres errores suponían descontar una pregunta acertada y las respuestas en blanco no penalizan. El ejercicio fue repartido por el personal de la corporación provincial, que se encargó de la logística y de controlar el buen desarrollo de la prueba. El examen comenzó en torno a las 9 horas, con un tiempo de respuesta de 75 minutos, un minuto por cada una de las preguntas.

Las instrucciones de la prueba fueron comunicadas por el tribunal antes, durante y después del ejercicio por la megafonía del estadio, mientras que los videomarcadores indicaron en todo momento el tiempo restante.

La prueba finalizó en torno a las 10.30 horas de esta mañana, momento en el cual los aspirantes pudieron abandonar el estadio granota de manera escalonada.