Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PPCV sigue la estela Ayuso y defiende el modelo liberal frente al "dictatorial"

Plantean bajada de impuestos, la colaboración pública-privada y la defensa del agua

Luis Barcala, Luis Santamaría y Begoña Carrasco

El PPCV ha presentado esta mañana la ponencia política que se presentará en el congreso regional del próximo 3 de julio y en la que busca contraponer el modelo liberal “basado en la libertad” con la gestión “que no hace la izquierda basado en el dogma, la confrontación y el tacticismo político”. Para los populares valencianos el gobierno de izquierdas es “dictatorial” porque no permite elegir y está basado en la imposición y el adoctrinamiento. Con este planteamiento (la palabra libertad sale 40 veces en el documento), los populares valencianos tratan de seguir la estela de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Ayuso, que ha convertido ese eslogan en una marca de éxito a la que se ha sumado el propio Pablo Casado, presidente nacional del partido.

El documento, elaborado por el alcalde de Alicante, Luis Barcala y la portavoz del PP en Castelló, Begoña Carrasco, y que lleva por título "La Comuntat en el centro" incluye las recetas populares clásicas como son la bajada de impuestos o la alianza con la privada para la prestación de servicios públicos o las infraestructuras. Según Barcala, la Comunitat Valenciana “no pinta nada ni dentro ni fuera, un lujo que no podemos permitir” y ha propuesto una reforma fiscal con una bajada de impuestos generalizado: “Donde mejor puede estar el dinero es en el bolsillo de los ciudadanos”. Y ha anunciado que esa receta de bajada de impuestos la aplicarán los muicipios dónde gobierna el PP

Más de 260 propuestas

La propuesta, con más de 260 propuestas, se sitúa en el contexto de la pandemia y en la crisis sanitaria y económica y contiene una intensa carga crítica con las políticas del Botànic: “No han rescatado a las personas, queremos restituir esos derechos”, ha dicho Begoña Carrasco.

Entre las que figura la libre elección de los padres y madres para elegir el centro donde estudien sus hijos así como lengua en que quieran hacerlo. Además, pide, como ya hizo el PPCV en tiempos de Isabel Bonig, el blindaje por ley del presupuesto saniario o acabar por fijar por ley un tiempo máximo listas de espera.

Según la ponencia, la base ideológica del nuevo PPCV que presidirá Carlos Mazón será el de la “defensa de las libertades públicas y el estado de derecho que proteja los derechos individuales e igualdad para todos”. Lo que, según los ponentes, ofrece un partido abierto, “capaz de abarcar a la inmensa mayoría de la ciudadanía”.

Por otro lado, y como elemento singular del PPCV, el documento incluye como reivindicación basica, la defensa del agua. Por otro lado, la pelea contra el “pancatalanismo” del tripartito y la exigencia de un nuevo modelo de financiación será otra de los ejes estratégicos del futuro PP, según el documento presentado. “No podemos ser moneda de cambio de otras comunidades, hay que romper la mansedumbre y exigir la nueva financiación”, apuntaron los ponentes. Barcala ha asegurado que si Pablo Casado llega a la Moncloa, será una prioridad reformar el modelo de financiación.

Sin bandazos ni postureo

Barcala se ha referido a la “singularidad” de la Comunitat Valencia y ha aludido del “destino común” de las tres provincias. Asi, el documento incluye un apartado sobre la defensa de las señas de identidad y la reivindicación respecto a problemas claves. “Se usa la lengua y las señas de identidad para adoctrinar”, ha lamentado el alcalde de Alicante. En su opinión, si no se da a elegir, lo que hay son “políticas dictatoriales de la izquierda”. “Somos fiables, sin bandazos y sin postureo”, ha dicho Barcala. “No somos la política de la conveniencia”, ha añadido.

Compartir el artículo

stats