Ausencia de mascarilla, exceso de aforos o saltarse el toque de queda. Son algunos ejemplos, los más habituales, de las 21.642 infracciones tramitadas por el Consell que han terminado en denuncia por saltarse la normativa sobre las medidas contra la propagación de la covid desde que entrase en vigor el Decreto-ley regular en marzo de 2020.

En total, estas 21.642 denuncias afectan a 20.531 personas físicas y a 1.111 negocios o locales y en su conjunto suman unos 427.000 euros, aunque, según informaron desde el Consell, solamente se han finalizado 4.457, esto es, un 20 %.

Según el balance mensual de sanciones covid de la Conselleria de Justicia, a fecha 21 de junio de 2021, del conjunto de denuncias recibidas se ha iniciado el expediente sancionador para el 59 %, es decir, a 12.315, de los cuales se han finalizado 4.457.

Las actas de denuncias totales hasta esa fecha ascienden a 191.000, de las que 83.000 corresponden a la provincia de Valencia, 83.000 a la de Alicante y 25.000 a la de Castelló. Del conjunto de denuncias, el 97,9 % corresponde a infracciones leves impuestas a personas que no llevaban mascarilla o hacían un uso incorrecto de este elemento.

El 2,1 % restante es por sanciones calificadas como graves o muy graves que, de acuerdo con el decreto sancionador en vigor desde el pasado 25 de julio, se imponen por superar los límites del aforo en los establecimientos públicos, organizar o participar en reuniones, fiestas o cualquier otro acto público o privado no autorizado o no mantener la distancia de seguridad. De las 21.642 propuestas de sanción, 1.559 infractores han reconocido hasta ahora la falta por lo que tendrán una rebaja del 40 % en el importe de la sanción.

La plantilla para la tramitación de las denuncias está compuesta por 52 personas que se incorporaron para reforzar a los cuaro funcionarios con los que contaba inicialmente el Servicio de Espectáculos y Establecimientos Públicos, dependiente de la Secretaría Autonómica de Seguridad y Emergencias. Este servicio estaba dimensionado para absorber entre 250 y 300 denuncias al año en el ámbito de su competencia.

A partir del pasado mes de noviembre, con la introducción de nuevas medidas restrictivas para frenar los contagios, el número de denuncias aumentó de manera exponencial, y especialmente en diciembre cuando, al aumentar los controles por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, el número de denuncias diario aumentó hasta las más de 500 al día.