Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La inmigración compensa la pérdida de población por la pandemia en 2020

La llegada de extranjeros y de personas de otras comunidades permite a la Comunitat ganar 16.544 residentes y superar de nuevo los 5 millones

El saldo positivo de migrantes (24.656 personas) y el saldo migratorio interior (5.043 ciudadanos) fueron los responsables de que la Comunitat Valenciana cerrara a 1 de enero de 2021 con 5.045.885, es decir 16.544 que en 2019, según los datos provisionales de las Cifras de Población de la Estadística de Migraciones del Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento total de la población en el primer año de la pandemia fue de un 0,33 %, gracias a que el saldo migratorio exterior e interior fueron positivos y compensaron el saldo vegetativo negativo (nacimientos-fallecimientos) en la Comunitat Valenciana, que fue de 13.015 personas, en el año de la pandemia.

La población crece en la Comunitat Valenciana por quinto año consecutivo y ya acumula dos ejercicios con más de 5 millones de personas. La provincia en la que más aumentó la población el pasado año fue Alicante, con 9.193 personas más, mientras que en Valencia fueron 5.346 y Castelló 2.005. Alicante encadena ya seis años de aumento de población en la provincia, mientras que en València sube desde hace cinco años y en Castelló es el tercero.

Menos migrantes de África y Asia

De los grupos de población, los ciudadanos extranjeros pertenecientes a la Unión Europea aumentaron en 1.691 personas en la Comunitat Valenciana, y los del resto de Europa en 2.494 residentes. El INE ha registrado menos personas de África y de Asia, aunque son mínimas las variaciones, mientras que ha constatado un aumento significativo de ciudadanos provenientes de los países de Sudamérica (1.991 más).

Por otra parte, la Comunitat Valenciana fue la segunda autonomía con mayor saldo migratorio interior (5.043 ciudadanos), es decir, que entraron más personas de otras autonomías de las que se fueron. Además fue la cuarta en el ranking estatal del saldo migratorio exterior, es decir, se establecieron 24.656 personas más de las que se marcharon a otros países.

España también crece

En cuanto al balance estatal, el saldo migratorio positivo de 216.244 personas compensó el saldo vegetativo negativo de 153.167 personas que experimentó la población española durante el año pasado, según los datos provisionales del INE.

Así, a 1 de enero de 2021, la población en España se sitúa en 47,4 millones de habitantes lo que supone un nuevo máximo histórico, aunque el ritmo de crecimiento se moderó con respecto a años anteriores debido a la pandemia.

En concreto, en 2020 se produjo un incremento del 0,13 %, pasando de los 47,3 millones de habitantes en 2019 a 47,4 millones en 2020, frente al crecimiento del 0,84 % que se registró entre 2018 y 2019, cuando la población aumentó en 395.554 habitantes.

Con este crecimiento, positivo por quinto año consecutivo, se alcanza un nuevo máximo histórico desde el comienzo de la serie, según se desprende de la estadística. Si bien, este crecimiento poblacional se debió al incremento de la población de nacionalidad extranjera, ya que la de nacionalidad española se redujo.

Compartir el artículo

stats