Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ejecutiva de campaña para lanzar a Mazón

El alicantino cederá poder a los aparatos provinciales al estar todos bajo su órbita

Carlos Mazón,  junto a Alberto Fabra y María José Català, en la presentación de su candidatura. | G. CABALLERO

Carlos Mazón, junto a Alberto Fabra y María José Català, en la presentación de su candidatura. | G. CABALLERO

A una semana de que el PPCV elija a Carlos Mazón como presidente, el dirigente alicantino tiene ya muy perfilado el diseño de su futura ejecutiva, una dirección que prácticamente funcionará como un comité de campaña. Operatividad y pragmatismo serán claves en una ejecutiva que se apoyará en las estructuras provinciales y cuyo objetivo es preparar el terreno para recuperar la Generalitat. Los populares valencianos están convencidos de que la legislatura puede acortarse y creen que, consumada ya la mitad de la legislatura y con una renovación avalada por Génova y sin apenas contestación interna, la maquinaria debe estar ya enfocada a las elecciones.

Mazón acaba de aterrizar en el partido y todavía es un desconocido en València y Castelló. Ahora bien, no le preocupa. A diferencia de lo que le ocurrió a sus antecesores, su presidencia estará libre de contra poderes territoriales ya que las tres provincias, renovadas recientemente, le son fieles. Sin tener que mirar de reojo a los antaño influyentes barones provinciales, Mazón perderá poco tiempo en cuitas internas.

Bendecido por Génova y tras unas primarias que intentó esquivar pero que al final, y pese a la poca participación, suponen una legitimación de la militancia, Mazón quiere ser práctico y confiar en aquellas personas que conocen el partido y pueden ayudarle a llegar al Consell.

De ahí, su decisión de confiar en la portavoz del PP en el Ayuntamiento de València, María José Català, la secretaría general. La apuesta de Mazón por Català es absoluta tanto que, salvo sorpresa, la hará también síndica de las Corts en cuanto pase el congreso regional. El dirigente alicantino potenciará de esta manera la visibilidad de la diputada,cuyo nombre tantas veces ha estado en las quinielas para liderar el partido. Será así la cara de la oposición en las Corts y en el Ayuntamiento, un poder creciente que no supone una amenaza para Mazón, al menos para estas elecciones en las que el alicantino será cartel electoral a la presidencia de la Generalitat y la exalcaldesa de Torrent, al cap i casal.

Eso sí, Mazón descargará a Català del día a día del partido, un trabajo de fontanería que recaerá en la secretaría de organización, el único puesto importante que queda por desvelar y que Mazón podría confiar en algunos de sus más estrechos colaboradores alicantinos con el alcalde de Finestrat, Juanfran Pérez, como favorito.

Con todo, Mazón sabe que es necesario incrementar su visibilidad fuera de Alicante y, como está haciendo ya en las última semanas, tendrá agenda en València prácticamente todas las semanas. Liberado también ya de sus responsabilidades orgánicas en el PP de Alicante, tiene muy encaminada la diputación, donde cuenta con un equipo estrecho de colaboradores en los que delegar.

Alberto Fabra presidirá el congreso

Como gesto de integración y sobre todo, en clave de equilibrio territorial, Mazón ha confiado en Alberto Fabra la presidencia del congreso regional. El exalcalde de Castelló es una figura de consenso dentro del partido y el único exmandatario popular sin pasado manchado por los casos de corrupción.

Mazón piensa en una ejecutiva con varios gabinetes que funcionen como laboratorios de ideas, también ante la elaboración del programa electoral. Así, estos grupos de trabajo centrados en fiscalidad, valencianismo, asuntos sociales, etc., tienen como objetivo plantear propuestas y tratar de marcar la agenda política.

Compartir el artículo

stats