SEO/BirdLife y la Diputación de Valencia, a través del área de Medio Ambiente, han iniciado una campaña de sensibilización para proteger flora y fauna de esta provincia. Con este fin, desarrollarán acciones por diferentes playas valencianas desde Sagunt hasta Oliva. El objetivo de esta iniciativa es «poner en valor la riqueza que esconden playas y sus dunas más allá del uso turístico», teniendo en cuenta que «muchas son zonas de refugio, descanso y alimentación de aves migratorias y nidificantes como el chorlitejo patinegro».

Los impulsores de la campaña indicaron que «las playas y las dunas han sido uno de los hábitats naturales más alterados y degradados durante el último siglo, principalmente, por el desarrollo urbanístico, la presencia y abundancia de vegetación exótica invasora, plásticos y otros residuos sólidos urbanos, y el desarrollo de un intenso uso público».

Así, señalaron que todo esto «reduce notablemente y pone en riesgo uno de sus papeles más importantes: mitigar los efectos del cambio climático y amortiguar fenómenos meteorológicos extremos como temporales e inundaciones».

Igualmente, apuntaron que el chorlitejo patinegro, «un ave indicadora de la buena conservación de las playas, ha sufrido en los últimos 30 años un descenso de su población del 70 %». Esta especie está desde 2013 incluida en el Catálogo Valenciano de Fauna Protegida como «vulnerable», figura previa a encontrarse «En Peligro de Extinción».

Desde el pasado mes de abril, SEO/BirdLife y el área de Medio Ambiente de la Diputación de Valencia están desarrollando el proyecto Renaturalización de playas y mejora de hábitat del chorlitejo patinegro en once playas de Sagunt, Alboraia, Meliana, Tavernes de la Valldigna, Gandia, Daimús, Piles y Oliva.