Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Supremo refuerza la tesis de que el personal interino del Consell está en fraude de ley

Abre la puerta a su conversión en indefinidos no fijos

Archivo - Fachada del Tribunal Supremo EUROPA PRESS - Archivo

Una nueva sentencia del Tribunal Supremo en la que se unifica doctrina sobre la contratación de personal interino en las Administraciones Públicas aprieta todavía más las tuercas a la Generalitat con su problema de la temporalidad en el empleo público y sus posibles soluciones.

De momento, la prohibición de que se ocupe una plaza de forma temporal durante más de tres años es una realidad que va más allá de la propuesta en la que trabaja el Gobierno. El Supremo cree que la permanencia en una plaza pública durante este tiempo es fraudulenta y obliga al empleador (en este caso a las administraciones públicas) a convertir a ese colectivo en personal indefinido no fijo.

El fallo pertenece a la sala de lo social del alto tribunal y, a priori, afecta solo al colectivo de laborales (prácticamente testimonial en la Generalitat), pero existe coincidencia en el ámbito sindical que los argumentos jurídicos son extensibles a todo el personal empleado público.

El fallo habla del caso de una persona empleada pública «nombrada sobre la base de una relación de servicio de duración determinada que permanezca en este puesto en «el marco de varios nombramientos o de uno solo durante un período inusual e injustificadamente largo» y que, de forma «ininterrumpida» durante varios años, haya desempeñado de forma constante y continuada las mismas funciones.

Y afirma que cuando el mantenimiento «de modo permanente» de dicha persona «se deba al incumplimiento por parte del empleador de su obligación legal de organizar un proceso selectivo al objeto de proveer definitivamente la mencionada plaza vacante, ha de ser considerada como fraudulenta». En consecuencia, procedería a considerar que el personal interino que ocupaba la plaza vacante debe ser considerado como indefinido no fijo.

En este perfil encajarían miles de empleadas y empleados de la Generalitat ya que la congelación de los procesos de ofertas de empleo durante años ha ido engordando y consolidando el personal interino, muchos de ellos con una antigüedad que supera con creces estos tres años.

7.000 temporales

Solo en el ámbito de la Administración del Consell, la Generalitat tiene alrededor de 7.000 temporales, pero la cifra es muy superior si nos adentramos en el ámbito de la Sanidad y la Educación, donde la tasa de temporalidad es altísima. En el mundo docente, la figura interina es distinta porque sus contratos coinciden con el curso escolar, por lo que es más complicado demostrar que están en el mismo puesto más de tres años.

El pronunciamiento del Supremo supone un cambio de criterio va a la zaga de la trascendente sentencia del Tribunal Europeo de marzo de 2020 sobre el abuso de la temporalidad. Según su criterio solo el indefinido no fijo podría ser despojado de su plaza si esta es cubierta por el cauce reglamentario, es decir, un proceso selectivo.

En la práctica, es lo que está ocurriendo, si bien, como aducen desde la Coordinadora Valenciana de Empleados en fraude de Ley, si esta reflexión se queda ahí, no habría sanción a las Administraciones por abuso de la temporalidad.

Otra de las novedades de esta sentencia, es que el Supremo deja claro que no valen las razones de tipo presupuestario para justificar los incumplimientos.

Es decir, al margen de que la Generalitat tenga razón en que la tasa de reposición le impide la entrada de personal funcionario necesario, el Alto Tribunal rechaza que el gasto público aumente ya que esas plazas ya están cubiertas por interinos y por tanto, el capítulo uno está afectado. En todo caso, cree que las ofertas no pueden eternizarse y deben cumplirse en el plazo máximo de tres años.

La coordinadora insiste en que se frenen las oposiciones

Aunque con prudencia, la coordinadora valenciana de empleados públicos en fraude de ley indicó que es positivo que el Supremo deje clara la situación de abuso. Eso sí, advierten de que para este personal con más de tres años de trabajo, la sanción no pueden ser procesos selectivos de estabilización ya que al estar abiertos a otros personal no garantiza la estabilidad efectiva. Por ello, exigen su exclusión de estas ofertas de las plazas ocupados por ellas. Por su parte, Intersindical ha vuelto a convocar protestas

Compartir el artículo

stats