Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cantó promocionará el español en Madrid tras criticar los chiringuitos

El PP coloca al exlíder de Cs que abandonó el partido en marzo

El exlíder de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, junto a Isabel Díaz Ayuso. | EFE

El exlíder de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana, Toni Cantó, junto a Isabel Díaz Ayuso. | EFE

«La época dorada de los enchufes y los contratos a dedo en la Comunitat Valenciana se va a acabar, Ciudadanos aprobará una ley antienchufes y antidedazos».

Corría la campaña electoral de las autonómicas de 2019 y el aspirante de Ciudadanos a presidir el Consell, Toni Cantó, sustentaba buena parte de su campaña en la denuncia de que en la estructura de la Generalitat existían demasiados chiringuitos y que a sus órdenes trabajaba un «ejército» de enchufados. «Vamos a eliminar los chiringuitos, ese dinero va a ir educación, a sanidad, a dependencia y bajar los impuestos», aseguraba en los mítines y repetía en sus redes sociales.

Incluso muchos de esos chiringuitos, según denunciaba Cantó, estaban relacionados con el valenciano. «La lengua también acaba creando más chiringuitos; aquí hay quien que en nombre de la lengua valenciana se enriquece», dijo en una entrevista.

El entonces líder de Ciudadanos también denunció el arrinconamiento del castellano, una lengua que según llegó a decir estaba en peligro en la Comunitat Valenciana por las políticas de la izquierda. Y en los menos de dos años en los que fue el líder de Cs siempre puso al ejecutivo de Díaz Ayuso como modelo de gobierno, incluso cuando las cifras de la covid le dejaban en evidencia.

Pero ahora, Cantó trabajará en un puesto de nueva creación, relacionado con una lengua y por nombramiento directo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que ayer anunció su designación como director de área de la Oficina del Español, un cargo que hasta ahora no existía en el organigrama.

No es la primera vez que la hemeroteca desmiente al también actor que, en su momento, fue muy crítico con los populares, a los que pidió que no se votara porque eran el partido de la corrupción. Precisamente el nombramiento de Ayuso invalida el discurso de los populares contra el enchufismo. Además, según el portal de Transparencia de la Comunidad de Madrid, el cargo de director de área está remunerado con 75.084 euros, mientras que el que ocupaba en las Corts, de diputado con el complemento de síndic, tenía unos emolumentos de 65.691 euros, por lo que en el nuevo cargo cobrará hasta diez mil euros más.

Contra quienes se apoltronan

De esa manera, el exlíder de Ciudadanos en la Comunitat Valenciana encuentra acomodo laboral más de tres meses después de su renuncia al escaño autonómico.

Cantó, que antes de Ciudadanos ya militó en UPyD, anunció en las Corts que volvería a su antiguo trabajo tras abandonar la cámara autonómica y descartó entonces que pudiera fichar por otro partido. «Me sobrestimáis», llegó a decir. También aseguró entonces que se iba al paro y que no iba a aceptar lecciones de «quienes se apoltronan». Esos días señaló que aceptaría alguna propuesta de productoras televisivas que le habían llegado. Pero eso no ocurrió.

Cantó no tardó en ponerse a hacer campaña a favor de Ayuso para las elecciones del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid. Y apenas diez días después de abandonar el parlamento valenciano, el PP hizo oficial el fichaje del actor. Era una incorporación estrella, con la que el PP dinamitaba Ciudadanos al llevarse a uno de sus cargos más mediáticos.

Ayuso lo incluyó en el quinto puesto de su candidatura después de la mediación de la dirección nacional del PP que dirige Pablo Casado y después de su sonada ruptura con Ciudadanos, justo el día de la fracasada operación de censura en Murcia que dinamitó el partido naranja.

Pero Cantó no logró convertirse en diputado de la Asamblea de Madrid porque el Tribunal Constitucional frustró esa posibilidad al determinar que no se había empadronado en la Comunidad de Madrid con tiempo suficiente para formar parte de la lista electoral. Cantó siguió haciendo campaña mientras parecía esperar un cargo en el nuevo gobierno de Díaz Ayuso que no llegó en el primer nombramiento ya que la presidenta prefirió como consejera a la también ex de Ciudadanos Marta Rivera al frente del departamento de Cultura, aunque el nuevo cargo creado depende de esa misma consejería.

Capital del español en Europa

Ayuso justifica el nuevo cargo en la intención de convertir a Madrid en capital del español en Europa y el nombramiento revolucionó ayer las redes sociales, en las que propio Cantó es un habitual.

Las críticas del resto de formaciones tampoco se hicieron esperar. Numerosos dirigentes valencianos criticaron el nombramiento de Cantó en lo que consideraron un chiringuito a medida mientras se cierran ambulatorios en la Comunidad de Madrid.

«Seguirá haciendo teatro desde un chiringuito inventado que no servirá para nada», dijo el portavoz de Compromís, Joan Baldoví. La síndica de Unides Podem, Pilar Lima, añadió que representa lo peor de la democracia.

Cantó dio las gracias a Ayuso: «El español es la segunda lengua más hablada del mundo y genera muchas oportunidades de crear riqueza y empleo; la izquierda y el nacionalismo no han querido aprovecharlas, Madrid, sí», dijo

Compartir el artículo

stats