Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La fina línea entre el abogado y el ‘síndic’

La oposición pedirá que comparezca en la comisión de investigación que aprobó las Corts

El síndic del PSPV en las Corts, Manolo Mata, en una rueda de prensa en las Corts Valencianes. | LEVANTE-EMV

Al portavoz del PSPV en las Corts, Manolo Mata, le atrae el frenesí. Es conocido. Su último y delicado paso en su faceta de abogado, que comparte con la de síndic y número dos de los socialistas valencianos, es participar como codefensor del promotor Jaime Febrer, uno de los principales imputados en el caso Azud II, al que visitó recientemente en la cárcel de Picassent. En esta investigación se persigue el presunto pago de mordidas a concejales del Ayuntamiento de València como Alfonso Grau (PP) y Rafael Rubio (PSPV). Este último permanece detenido y en la causa hay otros nombres importantes del pasado del PSPV investigados, como el exjefe de finanzas Pepe Cataluña.

Con ese contexto, la decisión de Mata es arriesgada. Sus compañeros en la dirección del partido lo admiten en privado, aunque apelan al carácter indomable del síndic y a su pasión por la abogacía. No obstante, señalan que es difícil que la decisión pudiera pasar el filtro de las incompatibilidades que se aplican a los cargos públicos.

Mata es un abogado de conocida trayectoria y ya renunció a la dedicación exclusiva en las Corts para poder compaginar el cargo de portavoz con su actividad como letrado.

Mata es también una figura muy respetada, probablemente el que más, en el parlamento valenciano, y también dentro y fuera de las filas socialistas, donde se destaca siempre su capacidad para el diálogo y el acuerdo. Solo basta recordar la despedida que Isabel Bonig (PP) le brindó cuando abandonó el escaño y el abrazo entre ambos.

Al síndic, vinculado a la corriente Izquierda Socialista, le gusta ir por libre (dentro de unos límites ideológicos) y con pocas ataduras. Mantiene además una estrecha conexión con el president de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, labrada en estos últimos años.

Los portavoces de la oposición pidieron ayer explicaciones a Mata por los posibles vínculos entre la trama presuntamente corrupta y una supuesta financiación ilegal del PSPV-PSOE. «Llevo 40 años como socialista y abogado, no sé muy bien en qué orden. He defendido a mucha gente y se me propuso la codefensa de Febrer. Se está investigando el periodo 2006-2011, cuando el PP gobernaba tanto en el ayuntamiento como en la Generalitat. Por lo que se ha publicado, es una trama vinculada a actitudes personales, no a la financiación de partidos. Me puede más a veces la faceta de abogado», explicó ayer.

Por este caso están en prisión el vicealcalde de València con Rita Barberá, Alfonso Grau (PP), y el entonces portavoz socialista en el ayuntamiento, Rafael Rubio, que en el momento de su detención el pasado mes de mayo era subdelegado del Gobierno en Valencia.

La portavoz del PP, Eva Ortiz, dijo que hay cargos socialistas detenidos y en prisión. «Se habla de posible financiación irregular del PSPV y el portavoz socialista se entrevista con el supuesto cabecilla. Queremos explicaciones. A mí no me parece ni ético ni estético, hay que predicar con el ejemplo, porque no es normal», añadió.

La oposición pedirá que Mata comparezca en la comisión de las Corts que se abrirá cuando se levante el secreto de sumario.

Compartir el artículo

stats